La empresa de EE.UU. arrancó al Gobierno del PP un sistema que le permitió pagar menos por el recibo de la luz. La compañía niega que eso sean subvenciones y sigue firme en su intención de cerrar A Coruña y Avilés, dejando sin trabajo a unas 800 personas.     […]

A %d blogueros les gusta esto: