Desde las muertes durante la Guerra Civil y la posguerra, hasta las torturas en la década de los 70, una querella criminal recogía testimonios personales y de familiares narrando los malos tratos y los procesos seguidos por el mando franquista. Ante la pasividad de la justicia española y la inactividad de los partidos políticos con el memorialismo, los querellantes ven como última esperanza la justicia internacional en los tribunales de la Unión Europea o de la ONU. Un camión falangista llega, en silencio, al pueblo, que amanece en calma. Sus ocupantes se dispersan por las calles, como la sangre por las venas, en busca de concejales, sindicalistas y “agitadores sociales”. Las tropas, entre amenazas y golpes a los nuevos prisioneros, salen del pueblo. Pocos kilómetros después, en un desvío menor, el vehículo abandona la carretera principal para avanzar por los caminos. El destino elegido no se parece en nada a la ciudad a la que, teóricamente, se dirigían. En un barranco se pone en fila a los recién capturados. Nadie escucha el estallido de la pólvora, el silbido de las balas o el impacto de los cuerpos yermos en la tierra. No hay supervivientes. El camión vacío, en silencio, abandona […]

#20N. Combatir el fascismo no es un delito, es deber. Publicado en 16 noviembre, 2016 por lalaooops Las Marchas de la Dignidad junto al grupo por la Absolución  los 10 Zaragoza llamamos a la movilzación en una fecha relevante para todas las personas que hacemos de la defensa por la libertad, por los derechos humanos nuestra bandera unitaria. Desde el nacimiento de las Marchas de la Dignidad en 2013 siempre hemos creído que la protesta es necesaria en una sociedad viva para evidenciar aquellas injusticias que sufre la clase trabajadora, la mayoría social. Esta protesta se hace más necesaria cuando la supuesta representatividad democrática de las instituciones está falseada por unas leyes elaboradas a medida de quien ostenta el poder económico y, por tanto, no refleja la realidad social. Por ello, en 2014 dimos un gran ejemplo de protesta pacífica pero contundente en Madrid el 22 de marzo, cuando nos manifestamos más de un millón y medio de dignas y dignos marchantes que acudimos desde todos los puntos del Estado exigiendo algo tan básico como “Pan, trabajo, techo y dignidad”. En aquella ocasión, la movilización acabó boicoteada por Cristina Cifuentes, delegada del gobierno en Madrid por aquellas fechas, Ignacio Cosidó, Director […]

A %d blogueros les gusta esto: