#ZaragozaNoSeCalla. Un juego cruel que quieren continuar..

La acusación ha presentado recurso a la sentencia de la Audiencia Provincial de Zaragoza que absolvía a nuestro compañero Idrissa Gueye. Ahora, sólo queda esperar si el Tribunal Supremo admite este recurso de casación. Mientras tanto, os enviamos nuestro último comunicado en respuesta a dicha sentencia.

Como avanzamos el primer día y como llevamos más de dos años repitiendo, nuestro compañero Idrissa ha acabado absuelto del delito de injurias y calumnias del que le acusaba el sindicato STAZ “en defensa de la imagen” de la Policía Local de Zaragoza. Para entender el disparate que la Audiencia Provincial de Zaragoza acaba de remendar, os recomendamos releer en orden esto (i), esto (ii), esto (iii), esto (iv), esto (v) y esto (vi).

Un juego cruel

Además de reconocer la primacía de los derechos fundamentales en el caso, la sentencia constata que, procesalmente hablando, de haber querido demostrar la culpabilidad de Idrissa en base a los delitos imputados, la acusación podría haber movido un dedo, haber llamado a un solo testigo, haber propuesto prueba adicional, haber hecho “algo”, pero no hizo nada. Así, llegados a este punto, un recurso en casación al Tribunal Supremo sería más absurdo aún que la denuncia inicial por “delito de odio” que inició esta aventura.
La realidad es que el encargo asumido por el “proxy sindical” de trabajadores del Ayuntamiento no era legal sino político. La pena de banquillo ya dio resultado en el mismo momento de la ridícula admisión a trámite de una denuncia esperpéntica. Las páginas en prensa también hicieron su función. Los celosos defensores del orden y el buen nombre de las instituciones ya habían puesto otro granito de arena para criminalizar a quienes denuncian el racismo estructural, sus expresiones institucionales y sus efectos cotidianos, otro granito democrático para encender la guerra contra la pobreza racializada y poner la mordaza a la libertad de expresión. Ese juego, más sobreactuado cuanto más cruel, lo gana siempre el denunciante porque las cartas son suyas y están trucadas: prostituyen las herramientas del sistema judicial contra quien dedica su esfuerzo a reclamar más justicia social y pelear contra el miedo que nos enfrenta. Ese juego lo ganan siempre y la lista de ejemplos en todo el Reino de España es muy larga – tan larga, por cierto, como la de sobreseimientos, archivos y absoluciones que cierran cada caso. Nuestro objetivo es abolir ese juego tan cruel y seguir repitiendo que nuestros enemigos, que no viajan en patera sino en clase business, son quienes se aprovechan de él, HACEN NEGOCIO Y, mientras siguen cantando que “la justicia es igual para todos”, RECOGEN LOS BENEFICIOS económicos y políticos.

¿Justicia para qué?

¿La Declaración Universal de los Derechos Humanos es justicia o poesía? ¿La inmaculada Constitución que se somete a la jerarquía superior del Derecho Internacional es justicia o poesía? Si tienen vergüenza, que respondan con sinceridad por una vez. Nosotros y nosotras sólo hemos “ganado” un juicio, como viene ocurriendo con todos los celebrados por razones similares. Mucho antes y a mucha honra, ya “nos habíamos ganado” varias amenazas de querella y varios señalamientos públicos de parte de algunos partidos políticos, insignes autoridades, organizaciones y funcionarios públicos. Aún recordamos el anuncio de una fiesta popular en el pleno del ayuntamiento con el cartel del “akelarre-2017” impreso a todo color. Muchas gracias por la promoción. La lista de mentiras nunca fue – nunca es – contrastada por los medios que las difunden, como es habitual. Esa es otra regla de ese juego que el poder siempre gana.

Aviso urgente quien se dé por aludido-a

Lo que queremos compartir con vosotros y vosotras es la siguiente pregunta: ¿qué más hemos ganado durante todo este tiempo, aparte del descanso que supone – sobre todo para quien ha de pasar por el trance del juicio – acabar con más de dos años de pesadilla? Y os proponemos una respuesta: pronto conoceremos la fecha del juicio a otros dos compañeros detenidos hace tres años, en plenas fiestas del Pilar, en una persecución policial contra un grupo de manteros por el centro de la ciudad. Podéis conocer el caso aquí (i), aquí (ii) y aquí (iii). A uno de ellos, un agente de paisano le golpeó en la nuca con la culata de su arma reglamentaria en plena calle y ante numerosos testigos. Será otro juicio de tantos en los que “su” palabra se enfrentará a la “nuestra”, porque haremos nuestras las palabras de Souleymane y Serigne.
Os pedimos todo el apoyo, toda la implicación, toda la difusión y todo el compromiso que merecen las causas antirracista y antirrepresiva. Por la gravedad de cada caso concreto y porque sólo el trabajo colectivo y el conocimiento mutuo en torno a esas causas nos permitirán “ganar” de verdad, abolir el macabro juego del poder, romper las mentiras y los mitos que nos enfrentan entre nosotros, sumar fuerzas mediante el apoyo mutuo, señalar a los verdaderos responsables de nuestro sufrimiento e imponer nuestra voluntad de justicia a su demagogia.
Una vez más: los problemas sociales tienen causas y síntomas. Resolver esos problemas es atacar sus causas, no penalizar sus síntomas. Las causas de los problemas que compartimos en cada barrio de nuestra ciudad y nuestra sociedad no se resuelven con más juicios, multas, cárcel y policías, sino con igualdad y justicia social. Gracias a todos los colectivos que apoyan la campaña #ZaragozaNoSeCalla y siguen gritando que querer sobrevivir es más legítimo que cualquier ley penal. Gracias por anticipado a todos los que se sigan sumando, porque sólo así “ganaremos” esa igualdad y esa justicia.

Next Post

Corazón Obrero, nuevo programa. Despidos y cierres de empresa Alumalsa & Trenasa

Mié Oct 7 , 2020
Share on Facebook Tweet it Email Share on Facebook Tweet it Email Puedes oír todos los programas en la página especial de corazón obrero.   La falta de cargas de trabajo, la descentralización de las empresas, y la falta de soluciones para afrontar esta nueva crisis del COVID, ya nos […]
A %d blogueros les gusta esto: