Firmado el nuevo concierto de Muface con un presupuesto de 2.255 millones

Este jueves se ha firmado el nuevo concierto de asistencia sanitaria de la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (Muface) con las aseguradoras Asisa, SegurCaixa Adeslas, DKV e Igualatorio Cantabria para el periodo 2020-2021, «encaminado a mejorar la calidad de vida de más de un millón de funcionarios», ha destacado José Antonio Benedicto, secretario de Estado de Función Pública.

Publicado en Plataforma contra la privatización de la sanidad

A la firma, como representantes de las aseguradoras, han asistido Francisco de Juan Ruiz, director general de Salud de DKV Seguros en España; Javier Murillo, director general de SegurCaixa Adeslas; y Francisco Ivorra, presidente de Asisa. Además, al acto han asistido el propio Benedicto, así como Myriam Pallarés, secretaria general y directora general en funciones de Muface.

«Para ellos trabajamos», ha destacado Benedicto antes de poner en valor el trabajo del Ministerio de Hacienda para que este concierto saliera adelante. El acuerdo supone un aumento de la prima del 4,5 por ciento, lo que supone un presupuesto de 2.255 millones que «mejorarán la calidad asistencial de los mutualistas».

La «sensibilidad» del Gobierno

El secretario de Estado ha mostrado su «agradecimiento al personal de Muface por el trabajo realizado», que ha conseguido mejoras para este nuevo concierto e impulsar las negocaciones con el Ministerio de Hacienda.

Además, esta firma se ha llevado a término en plena prórroga presupuestaria, por lo que Benedicto ha subrayado la «sensibilidad» y la «apuesta» del Gobierno «por un modelo de prestación público-privada» como el de Muface.

Este nuevo acuerdo, ha destacado, incorpora nuevos servicios de la cartera común del Sistema Nacional de Salud (SNS) como tratamientos oncológicos, de reproducción in vitro o prestación ortoprotésica. «También hemos incorporado otra prestaciones de carácter asistencial así como mejoras tecnológicas que ayudarán a los mutualistas a relacionarse con las entidades concertantes», ha destacado Benedicto, haciendo alusión a la incorporación de un comparador de servicios y al proyecto de Carpeta Personal de Salud, que incluirá los informes médicos y resultados de pruebas del paciente.

También ha puesto en valor la incorporación de la receta electrónica en 10 comunidades a lo largo de 2020, «con las que ya tenemos firmados los correspondientes convenios y protocolos. En algunas de ellas ya están siendo una realidad los proyectos pilotos, que está siendo todo un éxito».

Concretamente, la receta electrónica de opción pública, es una realidad para los mutualistas de Cantabria, Aragón, Asturias y Extremadura. El Ministerio tiene una previsión de que en 2020 se incorporen otras comunidades que ya han firmado convenios y protocolos como Andalucía, Madrid, Galicia, Navarra, Murcia, Castilla-La Mancha y Comunitat Valenciana.

Además, ha destacado, se ha avanzado en el Plan de Impulso iniciado en 2017 y que finaliza en 2020, con 25 proyectos, del que se ha sacado adelante más de un 70 por ciento.

Dar estabilidad al concierto

Por su parte, Francisco Ivorra, presidente de Asisa, ha afirmado que hay mucho en juego con la firma de este concierto, advirtiendo de las desigualdades de acceso por cuestiones geográficas y de las dificultades de un modelo «deficitario» en el que «no salen las cuentas».

«Es un momento de reflexionar como se hizo en los años 90 por un ministro socialista que echó los número y dio estabilidad, con convenios de tres años», lo que posibilita adquirir compromisos de financiación.


Fuente: Redacción Médica