Huelga indefinida en el almacén de Primark que abastece a sus tiendas en España

Biel Aliño. 13/06/2018 Valencia. Comunidad Valenciana. Inauguración de la nueva tienda de Primark Ruzafa.

RAQUEL VILLAÉCIJA El Mundo

Los trabajadores del almacén de la cadena irlandesa Primarken Torija, Guadalajara, comenzaron ayer lunes una huelga indefinida en protesta por sus condiciones de trabajo, en concreto porque DHL quiere que los trabajadores en esta plataforma trabajen los sábados «sin compensación, ni económica ni libranzas», denuncia UGT.

Antes de hacer el paro indefinido, los empleados del almacén ya habían convocado tres jornadas de huelga los días 13, 14 y 15, que habían tenido un «seguimiento masivo», según el sindicato UGT, que denuncia que la empresa «ha puesto trabas a la huelga con actos de esquirolaje y modificando la carga de trabajo de los trabajadores» que sí acudieron a su puesto para poder así suplir la ausencia de los compañeros que sí habían decidido parar.

HUELGAS EN EL CORREDOR

La plataforma, en la que trabajan unas 300 personas y que se dedica al empaquetado y distribución de los productos que Primark vende a toda España, se sitúa en Torija, en la zona del Corredor del Henares, donde hay varios almacenes logísticos, como el de Amazon (en San Fernando de Henares) o el de H&M (Torrejón de Ardoz).

La plantilla de Amazon y la de H&M ya celebraron sendas huelgas hace unos meses, en protesta también por sus condiciones laborales. Señalan que, fruto del crecimiento del comercio online, la carga de trabajo aumenta pero no reciben ninguna compensación a cambio.

Este no es el caso de Primark, sin embargo, pues lo que denuncian sus trabajadores es un cambio en sus condiciones laborales. «Primark está al tanto de las negociaciones entre los sindicatos de trabajadores y DHL que operan nuestra plataforma de Torija. Existen planes de contingencia para garantizar que nuestra distribución no se vea afectada»,señalan desde Primark a EL MUNDO.

Sin embargo, los sindicatos dicen que los productos se acumulan en el almacén y, si lo normal es que en una jornada de trabajo salgan de la plataforma 100 camiones, ahora no lo hacen ni 10.

La compañía asegura que se está negociando con la plantilla y esperan que «las negociaciones en curso lleguen a una solución satisfactoria para ambas partes».