La gestión del amianto conduce a la huelga al Metro de Madrid y de Barcelona

Los empleados de los dos principales suburbanos convocan los paros también para pedir que se hagan más contrataciones y se reduzcan jornadas.

Metro de Madrid prevé retirar el amianto de sus estaciones en ocho años

Metro de Madrid prevé retirar el amianto de sus estaciones en ocho años

Los dos suburbanos más importantes del país harán huelga a lo largo de esta semana como queja por la gestión de la crisis del amianto. Las reivindicaciones de los sindicatos de los trabajadores de las dos redes de servicios han coincidido en el tiempo. En el caso de la Ciudad Condal, los paros están previstos para este lunes y viernes y en Madrid afectarán desde el lunes hasta el jueves.

Por su parte, para este lunes los paros serán de 24 horas en las líneas 1, 2 y 5, el día 21 será de 24 horas en las líneas 7A, 7B, 9A, 9B 12 y Ramal; el día 22 los paros serán también de 24 horas en las líneas 4, 8, 11 y ML1 y, por último, el día 23 continuarán los paros de 24 horas en las líneas 3, 6, 10A y 10B.

El sindicato ha asegurado que los motivos para la realización de estas jornadas de protesta «no han cambiado con respecto al resto de huelgas».

«El incumplimiento continuado del convenio, la falta de información y transparencia de la empresa, la escasez de maquinistas y trenes que provoca aglomeraciones en los andenes y hacinamientos en los vagones, la incapacidad de Metro de Madrid para devolver a este suburbano un servicio público de calidad, así como la falta de conciliación familiar son algunos de los motivos principales para llevar a cabo unos paros más contundentes», han lanzado.

Por otra parte, el sindicato de maquinistas ha insistido en la necesidad de «realizar el estudio de calidad del aire con las ventanillas de la cabina del maquinista bajada».

«Quizás a Metro de Madrid no le interesa que ni usuarios ni el trabajadores sepan la cantidad de sustancias tóxicas que se respiran a diario en el suburbano madrileño«, ha criticado el colectivo.

Además, de estas razones, está «la mala gestión llevada a cabo por Metro de Madrid en el caso del amianto que ha llevado ya a cinco personas a ser reconocidas por la Seguridad Social con una enfermedad profesional derivada de su exposición prolongada al amianto existente en el suburbano madrileño».

«Exigimos la vigilancia sanitaria específica para la prevención de las enfermedades derivadas del amianto para todos los trabajadores del suburbano madrileño y para quienes ya están jubilados y se expusieron al amianto en su puesto de trabajo», ha zanjado el Sindicato de Maquinistas de Metro de Madrid.

El Sindicato de Maquinistas de Metro de Madrid ha convocado nuevos paros que tendrán lugar los días 20, 21, 22 y 23 de mayo y que realizarán durante 24 horas. Según ha informado el sindicato en un comunicado ésta acción se une a los días ya convocados del mes que son el 11, 15, 18 y 25 de mayo en diferentes horarios y días.

En el caso de la Ciudad Condal, Trabajadores del Metro de Barcelona volverán a hacer huelga este lunes para protestar contra la gestión en la red que está haciendo Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), en una nueva jornada con paros a la que se sumará también la prevista para el viernes.

El servicio funcionará al 40% entre las 7.00 y las 9.00 horas  y también entre las 16.00 y las 18.00 horas. Fuera de estas franjas el servicio funcionará con normalidad hasta el último paro, que será entre las 21.35 y las 23.35 horas, cuando los intervalos de paso serán de hasta 62 minutos en las líneas convencionales y de 55 en las automáticas, por lo que los trenes circularán según un horario que se podrá consultar en la web de TMB.

Transports Metropolitans de Barcelona  sostuvo el viernes que el servicio se verá afectado de forma considerable y que «no podrá garantizar el derecho a la movilidad de la ciudadanía» durante los paros, en los que cree que la oferta será insuficiente, siguiendo los servicios mínimos fijados por la Generalitat.

Por este motivo, la empresa recomienda evitar utilizar el suburbano durante los paros y buscar medios alternativos para desplazarse, y recuerda que desde enero ya ha habido siete huelgas parciales de Metro.