¡ LLAMADA A LA SOLIDARIDAD INTERNACIONAL CON EL MOVIMIENTO SOCIAL FRANCÉS !

¡ LLAMADA A LA SOLIDARIDAD INTERNACIONAL CON EL MOVIMIENTO

SOCIAL FRANCÉS !

 

 

 

 

Querid@s compañer@s,

Como ya lo sabéis, desde el mes de noviembre del 2018, la cólera social se difundió con fuerza en Francia a través del movimiento de los Chalecos Amarillos. Y a pesar del desprecio del gobierno Macron, o de su política de la porra (violencias policiales, detenciones masivas y condenas de manifestantes), la movilización prosigue.

Esta cólera de los Chalecos Amarillos es legítima, las clases sociales más precarizadas de nuestra sociedad ya no pueden más. El pueblo de abajo se rebela y ya no quiere bajar la cabeza, quiere ser libre de la pobreza.

La Unión Sindical Solidaires apoya esta rebelión popular desde el principio del movimiento ya que compartimos las reivindicaciones para obtener más justicia social. Muchas estructuras locales de nuestro sindicato participan activa-mente a las asambleas y a las acciones de los Chalecos Amarillos (manifestaciones, presencia en las rotondas, bloqueo de los Polígonos Industriales). Modestamente, propusimos nuestro material por todas partes dónde fue posible y deseado, respetando la autoorganización del movimiento.

No ignoramos tampoco las tentativas de recuperación o de instrumentalización del movimiento de los Chalecos Amarillos por la extrema derecha. Es por eso que desde el principio llamamos a unirse a la movilización con bases claras, antirracistas y solidarias con l@s emigrantes. Es también por eso que hacemos esta llamada, para unirnos a las manifestaciones de los Chalecos Amarillos y no dejar el terreno a la extrema derecha que combatimos por todas
partes.

Al mismo tiempo proponemos a las otras organizaciones sindicales unirnos sobre bases reivindicativas fuertes y construir una huelga general renovable para pesar en la relación de poder y arrancar aumentos de sueldo y derechos
sociales.

Pero la conexión entre el movimiento de los Chalecos Amarillos y el movimiento sindical es insuficiente actualmente. Entonces, emprendemos la tarea de fortalecer la vinculación, conscientes que es en la unidad de acción que podremos doblegar a Macron.

El martes 5 de febrero será un nuevo plazo de movilización importante con una llamada de la CGT, de la CNT-SO y de Solidaires a la huelga interprofesional.
Asambleas de Chalecos Amarillos anunciaron ya su participación a las manifestaciones de ese día. Se trata pues del primer hito hacia la convergencia indispensable de luchas que deseamos tanto.

Para dar peso a nuestra acción este martes 5 de febrero, invitamos a un apoyo internacional de esta movilización popular y proponemos particularmente a los sindicatos miembros de la Red Sindical Internacional de Solidaridad
y de Luchas expresar su apoyo si lo desean y hacer, cuando sea posible, concentraciones delante de los Consulados y las Embajadas de Francia.

¡ Solidaridad internacional !