Otra miserable campaña racista del Ayuntamiento de Madrid

 

 

Malick Gueye | Desde noviembre podemos ver en las marquesinas de Madrid una campaña racista del Ayuntamiento de esta ciudad. Las imágenes no sólo criminalizan la venta ambulante sino que tienen un marcado sesgo racista. Ilustraciones de un dragón chino o pulpos negros en un mar, identificaciones con esas mafias que hemos dicho innumerables veces que no existen, y que sólo sirven para justificar políticas racistas y dejación de funciones. Las mafias como justificaciones morales para criminalizar la pobreza una vez más.

Ante el aluvión de críticas el Ayuntamiento de Madrid, hace cuatro días, reiteraba el apoyo a esta campaña y tachaba de torticera nuestra interpretación de la misma, a través de su Directora General de Comercio y Emprendimiento, Concepción Díaz [1]. Desde el Ayuntamiento no entienden que utilizar el mar en sus carteles xenófobos, cuando miles de hermanas y hermanos mueren en el Mediterráneo como consecuencia de la política migratoria europea y la explotación colonial, no es sólo de mal gusto sino abiertamente racista.

El pasado viernes 14 de diciembre, quisimos denunciar a la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, que queremos que retiren la campaña y que no vamos a tolerar ninguna política racista por parte del Ayuntamiento de Madrid. Denunciaremos públicamente, como ayer, cuando sea necesario, el racismo de esta entidad. No vamos a bajar los brazos hasta que retiren la campaña, hasta que dejen de hacer políticas discriminatorias, como excluir a las persona sin papeles de la vivienda pública, o a quiénes han tenido que ocupar una vivienda cuando no han tenido otra alternativa. Cuando nos están matando todos los días, tenemos que denunciar siempre que podamos la situación de criminalización que vive nuestra gente.

Ante los oídos sordos del Ayuntamiento de Madrid en nuestro señalamiento del racismo, le contamos a Rita Maestre que su modelo de ciudad no está pensado para que nosotros y nosotras podamos estar dentro. Queremos reclamar que también somos parte de esta ciudad. Aquí vivimos, aquí trabajamos, aquí pagamos impuestos. Tenemos derecho también a tener una vida digna en Madrid. Y queremos que sepan, que las políticas de Ahora Madrid no nos permiten tener esta vida digna. No sólo nos criminalizan todos los días, sino que tenemos que ver en todas las marquesinas de esta ciudad su campaña racista y miserable, mientras paseamos, trabajamos y habitamos nuestras calles.

La concejala del área de servicios sociales, Marta Higueras, debería buscar soluciones políticas en vez de promover una campaña que sólo fomenta el odio hacia el colectivo mantero. Con esas políticas y esos discursos, están fomentando el crecimiento de la extrema derecha en esta ciudad. No vale de nada criticar los discursos racistas de la extrema derecha cuando se hacen campañas publicitarias que fomentan la xenofobia y el odio. A Ahora Madrid debería darle vergüenza mantener el cartel de “Welcome Refugees” colgado en el Ayuntamiento, cuando inundan las calles de Madrid de mensajes racistas.

Mirar para otro lado, cuando se trata de racismo, tan sólo genera más odio. No queremos caridad y victimismo por parte de los responsables políticos. Frente al discurso xenófobo de la extrema derecha hay que defender la migración como un derecho sin ambigüedades.

Cuando no se defiende el derecho a permanecer y pertenecer de todas las personas, independientemente de donde hayan nacido, la aventura acaba mal.

[1] https://www.lavanguardia.com/vida/20181211/453510442115/ayuntamiento-ve-torticeras-las-criticas-a-su-campana-de-venta-ambulante.html

[2] Imagen de ElSaltoDiario.com