Manifestación en Zaragoza por un Río Gállego vivo. Domingo 25

Manifestación en Zaragoza por un Río Gállego vivo. Domingo 25

 

 

 

La Comarca de la Galliguera ha encontrado, en su convivencia con el río, una forma de vida y desarrollo que puede verse abortada si, después de 30 años de lucha, este proyecto se conviertiera en realidad. Las intervenciones coinciden en la falta de necesidad de este embalse para el desarrollo del regadío que lo demanda así como de las graves carencia de diseño y rigor económico con el que esta planteado. Sirva como ejemplo el resumen del último estudio económico realizado sobre el proyecto al que ahora se enfrenta el río Galligo y sus habitantes.

Para sus vecinos y vecinas, Biscarrués es un pueblo, no un pantano. Un pueblo que ha sabido aprovechar la belleza del río Galligo para llenar de vida la Comarca y al mismo tiempo fomentar y devolver a la vida la actividad turística de la zona, fomentando con ello la economía local. “La Galliguera, sus gentes, han conseguido atraer a más de 80.000 visitantes al año. En definitiva, a disfrutar de su historia, su presente y su futuro. De su desarrollo sostenible y sostenido, de sus ganas de vivir”, aseguran desde la Coordinadora.

Algunas de estas actividades destacables son: el Descenso de Nabatas por el río Galligo; un sector, el de las Aguas Bravas en pleno auge; actividades de puenting; el Trail Mallos de Riglos; diversas Jornadas Micológicas; excursiones y paseos por La Galliguera donde contemplar la rica biodiversidad de la zona; la Ruta del Agua; La Ruta del Madroño (Santolaria-Morán-Agüero); y la singularidad de un Sendero botánico lleno de árboles únicos en la comarca.

“El supuesto beneficio (a corto plazo, sin garantías de futuro, y con un modelo de gestión más que dudoso) de una limitada zona de regadío aguas abajo, no puede suponer una sentencia de muerte para un río vivo, una economía que crece y se desarrolla de manera sostenible y una región que ha superado los envites de la despoblación, la carencia de servicios y las limitadas comunicaciones a base de esfuerzo, sacrificio, lucha y fe en un futuro digno para las generaciones venideras, respetuoso con el medio ambiente y con las personas que lo habitan”, sostienen desde la Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos.

“Siendo uno de los afluentes más importantes del Ebro –continúan explicando-, su extensa red de pantanos y regulaciones garantizan prácticamente que una supuesta avenida pueda ser controlada por las infraestructuras existentes. Justificar por lo tanto la construcción de la presa de Biscarrués con este fin, no es tampoco realista ni justo, ya que esconde los verdaderos intereses, que nada tienen que ver con la utilidad social en la que se escudan sus promotores”.

Cabe recordar que el proyecto del pantano de Biscarrués está declarado de Interés General, sin un informe previo, y además no cumple con la normativa europea (DMA Directiva Marco del Agua). De hecho, la UE ha enviado un requerimiento al Gobierno español en este sentido. El proyecto tampoco es conforme a la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), ya que el nuevo proyecto contempla un embalse de hasta 52 hectómetros cúbicos y no de 35. Además, las cotas de afecciones no están claras y se recogen distintos tipos de presa en el proyecto y en la DIA.

Asimismo, la extracción de dos millones de metros cúbicos de grava con los que se tiene previsto construir el pantano se extraen de Erés y Biscarrués, arrasando las hectáreas de cultivo que no sean inundadas y provocando grandes afecciones agrícolas. Dentro de las numerosas afecciones con las que cuenta el proyecto, y así se reconoce en dicho proyecto, se encuentra el riesgo de deslizamientos dentro del vaso, lo que implica una grave amenaza al pueblo de Erés. La estabilidad general de las laderas disminuiría por el llenado y el vaciado del mismo.

En el ámbito económico, el proyecto del pantano de Biscarrués está presupuestado en 124.624.554,95 millones de euros. De ellos, 67.467.665 millones de euros estarían destinados a la construcción de la presa; 6.725.020 millones de euros para las medidas correctoras y/o compensatorias; 3.027.599 millones de euros para la construcción de la variante en la carretera A-1202; 1.998.199 millones de euros para los caminos de acceso; 1.842.883 millones de euros para posibles afecciones y reposiciones; 1.346.708 millones de euros destinados a la protección del medio ambiente (sic); 1.316.897 millones de euros para seguridad y salud; 1.020.792 millones de euros para la protección de las laderas; además de otras partidas económicas que completan el presupuesto inicial. Todo ello sin contar con los más que posibles sobrecostes que toda obra de estas características conlleva finalmente.

25J, manifestación en Zaragoza

Con todo ello, el pasado mes de mayo el proyecto del pantano de Biscarrués salió a información pública, y desde entonces las movilizaciones no han parado de sucederse. Todo con un único objetivo, demostrar con firmeza la oposición a un proyecto obsoleto, “que nace ya caduco y cuyo desarrollo futuro será, muy probablemente, similar al de otras tristemente conocidas infraestructuras de la provincia oscense”.

Tras la movilización celebrada en Uesca el pasado 16 de junio, a la que acudieron cientos de personas para manifestarse en contra del embalse de Biscarrués y a favor de un río Galligo vivo, ahora le llega el turno a Zaragoza. Este domingo 25 de junio, la capital aragonesa se convertirá en escenario de una marcha organizada por la Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos, bajo el lema ‘Río Gállego Vivo’, que partirá a las 12.00 horas de la Plaza del Pilar (Subdelegación del Gobierno), y recorrerá las calles Don Jaime, Paseo Independencia, y concluirá en Paseo de Sagasta frente a la Confederación Hidrográfica del Ebro.

Bicicletada en defensa del río Galligo

Por otra parte, activistas en defensa del río Galligo recorrerán el trayecto en bicicleta desde el pantano de La Penya hasta Zaragoza, con el objetivo de sumarse a la manifestación del domingo 25 de junio. “Hacemos un llamado a la gente que quiera pedalear con nosotras y nosotros, en defensa del Gállego, de sus tierras y sus gentes y del principal enclave de trabajo y riqueza de la comarca”, explican.

Una vez transcurrida la primera parte del recorrido, toda aquella persona que se quiera sumar a esta Caravana Ciclista, podrá hacerlo este sábado a las 09.30 horas en Murillo para llegar sobre las 10.30 horas a Ayerbe. Desde allí partirán a Biscarrués, Alcalá de Gurrea, Almudévar, Tardienta, Robres, Alcubierre y Leciñena, donde descansarán hasta el día siguiente. El domingo 25 a partir de las 09.30 parten en bici hacia Perdiguera, Villamayor y Santa Isabel, “para entrar con más gente a la manifestación en la Plaza del Pilar en torno a las 12.00 horas”.Os esperamos el domingo 25, a partir de las 11.15 horas en la plaza central del Barrio de Santa Isabel”, para acudir en bicicleta con la Caravana Ciclista del Galligo Vivo.

Muestras de apoyo desde distintos partidos políticos zaragozanos

Desde Zaragoza en Común comparten la preocupación en torno a la construcción del pantano de Biscarrués y es que, a su juicio, los datos dejan muchas dudas sobre su sostenibilidad: en los últimos 24 años ha habido tan sólo 53 días en los que el caudal pasó de 120 m3/s, lo que supone en media 2,2 días al año, y por otro lado en lo que se refiere a la función de laminación de avenidas, las crecidas son mucho menos frecuentes desde 1980, fecha desde la que están operativos los embalses de Búbal y Lanuza, aguas arriba.

Tomando los datos oficiales que ofrece Iberinsa en la memoria del proyecto sobre lo que se paga por canon y tarifa en el sistema de Riegos del Alto Aragón, la suma daría 0,004359 euros/m3. Una cantidad que multiplicada por el incremento medio de 10.390.000 m3/año regulados, produciría una recuperación para las arcas públicas de 290 euros/año, lo que representa apenas el 0,88 % de los 5.140.997 euros/año de costes, es decir menos del 1%.

Razones ambientales y económicas que para Maribel Martínez, portavoz de Zaragoza en Común, son motivo suficiente para “sospechar que estamos ante otra nueva obra hidráulica faraónica que tiene graves afecciones para los pueblos y vecinos y vecinas de La Galliguera”.

La construcción del pantano de Biscarrués supone importantes afecciones al turismo y a la economía de la zona, cuantificadas en la pérdida de más de 300 puestos de trabajo directos e indirectos. La pérdida del río Gállego como estabilizador de población en la comarca es un “duro mazazo a un medio rural que lucha por sobrevivir a la despoblación y el abandono” señala Carlos López, portavoz de ZeC.

“Como municipio apegado a su río, conocemos bien el problema del agua en Aragón y sabemos que la solución no pasa por favorecer los intereses de las empresas que se lucran con las grandes obras”, concluyen los portavoces de ZeC. “Es necesario avanzar hacia un modelo de gestión del agua que respete las características y necesidades de los municipios y el modo de vida de sus vecinas y vecinos”.

Al mismo tiempo, desde IU Aragón, su Coordinador General, Álvaro Sanz, y el responsable de Organización y Finanzas, Jorge Sanz, encabezarán la delegación de la formación política y social que participará en esta movilización contra la construcción del pantano de Biscarrués. Ambos hacen un llamamiento a sus militantes y simpatizantes y a la ciudadanía en general para que participen en esta manifestación organizada contra un proyecto que debe ser “descartado por diversos y contundentes motivos como el alto coste social para la zona que ha conseguido un modelo de desarrollo sostenible con el río como principal vector o el poco caudal suficiente, entre otros”.

Los máximos dirigentes de IU Aragón manifiestan su apoyo a las vecinas y vecinos de la zona afectada y a las organizaciones convocantes y recuerda que para el río Galligo, que está pendiente de descontaminación, se pueden estudiar proyectos más económicos y sostenibles, puestos encima de la mesa por la propia CHE, como son la construcción de balsas laterales o la ampliación del canal de Ardisa. Unas propuestas que, para Izquierda Unida, podrían dar respuesta a las necesidades de los regantes con mucho menor coste de dinero público, menor coste social y ambiental.

Por otro lado, desde Podemos Zaragoza apuestan por parar el pantano de Biscarrués para defender la vida en el río Galligo, los puestos de trabajo y la población en el medio rural. “Pero también para evitar que sigan saqueando las arcas de nuestro depauperado Aragón”, añaden. Desde la formación morada se considera que “quizá algunos partidos políticos siguen buscando así financiación por parte del beneficiario, como venían haciendo hasta ahora, sin tener reparos para derrochar el dinero de todas las familias aragonesas”.

“¿Qué sentido tiene construir esta presa que sólo asegura la ruina para el territorio, garantizando única y exclusivamente el beneficio a la empresa constructora? Y más teniendo en cuenta que ya existe uno construido pocos kilómetros río arriba, el pantano de la Peña”, se cuestionan. Por todo ello, el Consejo Ciudadano Municipal de Podemos Zaragoza llama a toda la ciudadanía a secundar masivamente la movilización del próximo 25 de junio.

Noticias relacionadas

Next Post

Italia reconoce abusos contra manifestantes en cumbre del G-8 de 2001

Mié Jun 28 , 2017
Share on Facebook Tweet it Email Share on Facebook Tweet it Email Italia reconoce abusos contra manifestantes en cumbre del G-8 de 2001 Pin it Email https://intersindicalaragon.org/2017/06/24/manifestacion-en-zaragoza-por-un-rio-gallego-vivo-domingo-25/#TWFuaWZlc3RhY2l   Italia reconoció los abusos cometidos por sus fuerzas del orden en un cuartel en la ciudad de Génova, en el marco de […]
A %d blogueros les gusta esto: