Valladolid en Lucha. Manifestación 1 de Julio. Contra las agresiones a los trabajador@s

Tal vez seas una persona que se siente ajena a lo que está sucediendo en Valladolid en los últimos años, y muy especialmente en los últimos meses. Deslocalizaciones de empresas con el consiguiente cierre de centros de trabajo, despidos, chantajes industriales, precariedad laboral, explotación…
Quizá pienses que el problema no va contigo, porque a ti no te ha tocado. Muchas empresas están haciendo uso de la Reforma Laboral impuesta por el Partido Popular en 2012, como si de un arma de destrucción masiva se tratase. Esto repercute de manera directa no solo sobre la población de esta ciudad; la Comunidad Autónoma entera sufre las consecuencias de una avaricia por parte de la patronal que ha demostrado no tener límite, y tú te encuentras entre esa población. Y si no, mira a tu alrededor:

 


LAUKI
El Grupo al que pertenece (LACTALIS) ha obtenido más de 1.000 millones de euros en ventas sólo en el estado español, siendo la principal empresa del sector lácteo en la península y a nivel mundial.
El pasado mes de Diciembre la dirección de la empresa felicitó a la planta de Valladolid por su alta productividad y calidad.
Tres meses después anunciaron el cierre de esta histórica fábrica vallisoletana, atentando contra todas las familias que directa o indirectamente dependen de ella.
DULCIORA
Otra de las empresas más significativas de Valladolid, pertenece al grupo empresarial norteamericano Mondelez Internacional y ha demostrado a lo largo de los años ser rentable y productiva.
Recientemente ha anunciado el cierre para 2017.
El motivo de esa decisión es trasladar su actividad a Polonia, donde los costes de producción son más bajos. Tan bajos como que se han denunciado situaciones de semiesclavitud en muchas de sus empresas.
PRINTOLID
Empresa que comenzó su andadura en Valladolid hace siete años. Imprime el conocido diario vallisoletano “El Norte de Castilla”.
Pertenece al grupo VOCENTO y recientemente ha anunciado su traslado fuera de nuestra Comunidad Autónoma.
Es ya la segunda rotativa cerrada por VOCENTO en los últimos tiempos. El pasado año protagonizó el cierre de ANDALUPRINT, dejando a 37 familias en una situación verdaderamente dramática.

 

RENAULT
El buque insignia de la industria vallisoletana acaba de firmar un acuerdo con tres organizaciones “sindicales” que históricamente han traicionado a los trabajadores del rombo.
Han empeorado las condiciones sociolaborales de los y las trabajadoras, no sólo de Renault, sino de las empresas auxiliares y proveedoras que trabajan para ella y que ya están empezando a copiar sus ideas:
Más jornada de trabajo, lo que impide nuevas contrataciones
Un nuevo turno de fin de semana con jornadas de hasta 13 horas de trabajo diarias en puestos sujetos a cadena, reinventando la figura del jornalero industrial.
Aumento del empleo precario.
Ritmos inhumanos y terribles consecuencias sobre la salud
IVECO
Nada más y nada menos que 17 ERE`s aplicados en los últimos años; mientras, obliga a la plantilla a trabajar los sábados.
Muchos trabajadores y trabajadoras han agotado su subsidio de desempleo mientras trabajaban, y una vez que se encuentran en la calle, no tienen con qué vivir.
Después de haberles “reventado” a trabajar, los despide con la excusa de no ser productivos (están enfermos por acción directa de la empresa)
Seguro que tienes personas cercanas que trabajan en alguna de esas empresas, y probablemente también conozcas a alguien en sectores tan precarios como la hostelería o el comercio. Es posible que alguien de tu entorno trabaje o haya trabajado en un “call center”; el sector precario del telemarketing ocupa a 5.000 personas en esta ciudad, de las cuales el 80% son mujeres y sufren unas condiciones laborales especialmente precarias.
Como ves, son cada vez más las empresas que sacrifican a sus trabajadoras y trabajadores en nombre del beneficio privado, con la connivencia de los sindicatos autodenominados mayoritarios e instituciones. Hoy son ellos, mañana puedes ser tú.
Pero el infierno no acaba ahí, tras cerrarte las puertas del mundo laboral se te abren las del desempleo: más de cinco millones de parad@s con nuevos problemas que te caen encima como .una losa (exclusión social, falta total de recursos, problemas familiares y de ámbito personal, marginación…), te rordamos el medio millón de desahucios …
Como ves, no estamos ante un problema concreto de algunas pocas empresas.
La unión de los colectivos firmantes de este texto que te dirigimos a ti, nos definimos como la convergencia de organizaciones y personas de todo tipo con el fin de dar la respuesta necesaria al abuso permanente que sufre la clase trabajadora y que se ha visto aumentado hasta límites nunca vistos en los últimos años en el estado español: mayor discriminación y violencia contra la mujer trabajadora; disminución y desaparición de derechos conquistados (huelga, convenios, sanidad…); criminalización de la libertad de expresión; aumento de las detenciones por luchar y el número de presos políticos… En contraste a la depauperada situación económica, política y social de las clases trabajadoras, presenciamos el aumento de los beneficios económicos de las empresas, el rescate de los bancos, la corrupción generalizada de políticos, poder judicial, empresarios, banqueros… Nuestros intereses son antagónicos con los del capital en todos los ámbitos de la vida. Ni una sola de sus decisiones han beneficiado en lo más mínimo a las clases trabajadoras, al contrario, nos han hundido aún más. No podemos seguir arruinando nuestra vida para mantener los beneficios privados de los capitalistas y sus cómplices. No podemos seguir trabajando para pagar una deuda contraída por el estado a fin de mantener un sistema financiero que no persigue ningún beneficio social. Por eso lucharemos no sólo contra cada abuso particular cometido contra cualquier trabajador, sino que lo haremos en el marco de la lucha contra las causas del abuso: la codicia del beneficio privado a cualquier precio. Nos posicionamos en contra de los mecanismos que el capital ha instaurado: la deuda, el euro, la UE y su brazo armado: la OTAN. Nos posicionamos por el derecho a luchar por nuestros derechos y, en este sentido, contra todo el abusivo recorte de libertades que sufrimos como clase trabajadora, así como la mercantilización de la enseñanza al servicio de las empresas para crear los futuros eslabones de su cadena productiva.

Creemos que es un deber ineludible como ciudadanos salir a la calle y unirnos en un objetivo común: DEMOSTRAR A LOS CULPABLES QUE CONFORMAMOS UN BLOQUE SÓLIDO DISPUESTO A PARARLES LOS PIES. Sólo una respuesta contundente de todos los actores que defienden los intereses de los y las trabajadoras puede detener esta sangría
No te quedes inmóvil mientras presencias cómo todo de lo que FORMAS PARTE, se hunde a tu alrededor, y se crítico en tu día a día.
Por eso las organizaciones firmantes de este texto queremos disponer un espacio en la calle para que todas las personas como tú y como nostras podamos, desde la unidad y la fraternidad de clase, manifestar nuestro rechazo ante este expolio.