La lucha contra la reforma laboral y la ley mordaza continúa en Francia

Disturbios, represión y detenidos en undécima protesta contra reforma laboral francesa(Video)

 

Publicado en Insurgente

 

La lucha continúa por parte de la unión de sindicatos y el pueblo Francés contra la reforma laboral y la ley mordaza que el gobierno «socialista» de Hollande quiere imponer a su pueblo.

Disturbios, represión y detenidos en undécima protesta contra reforma laboral francesa(Video)   

Video:

 

La Policía de Francia ha empleado gases lacrimógenos contra los cerca de 55.000 participantes de una protesta multitudinaria que se ha celebrado en Paris contra la reforma laboral del Gobierno de François Hollande, algunos de los cuales habían arrojado piedras a los agentes. Posteriormente, las autoridades han detenido a alrededor de 40 personas.

Las cifras de participación de los organizadores de la concentración difieren de las que manejan los representantes de la ley, quienes calculan que había entre 14.000 y 15.000 manifestantes.
ANTERIORMENTE…….

Los manifestantes contra la reforma laboral vuelven a recorrer las calles de las principales ciudades francesas. La presencia Policial da como para “hacer dulce”.

La movilización coincide con la votación del proyecto de ley esta tarde en el Senado. Además los sindicatos se van a reunir este miércoles con el primer ministro, Manuel Valls, que está dispuesto a dialogar pero no a renegociar el texto.

Las cifras entre la organización y la policía varían considerablemente. En Le Havre, los sindicatos hablan de 15.000 participantes y las fuerzas del orden los reducen a 2.800. La Prefectura cifra en un millar los manifestantes por las calles de Rennes, mientras que en Lyon los eleva a 2.000 con un dispositivo de seguridad reforzado.

En Marsella, millares de personas -según los sindicatos- han desfilado desde el puerto viejo por el centro histórico. Uno de los participantes, Bernard Cresta, un trabajador social que ha participado en ocho de las once manifestaciones celebradas hasta el momento cree que «cada vez más gente muestra su oposición a la nueva ley».

Esta mañana, los sindicatos han remitido al Elíseo los resultados de la consulta ciudadana sobre la reforma laboral. Con una participación de 700.000 votantes, el 92% opta por la retirada del texto y el 8% por su mantenimiento, según la intersindical que reúne a las centrales más representativas.

Los sindicatos esperan que el presidente galo, François Hollande, flexibilice su postura tras esta consulta.

La jornada ha comenzado con el bloqueo de los peajes en las autopistas, mientras que en París la Torre Eiffel permanece cerrada al público por falta de personal. En la capital francesa la manifestación ha salido de la Plaza de la Bastilla con dirección a la Plaza de Italia vigilada por 2.500 agentes.

DIAS TRAS……

Mientras los británicos apoyaban mayoritariamente el ‘sí’ al Brexit el pasado jueves, 113 personas eran arrestadas en Francia en las fuertes protestas contra la reforma laboral del socialista François Hollande, la llamada Ley ‘El Khomri’ . Alrededor de 70.000 personas se manifestaban hace cinco días en París en una protesta inicialmente prohibida y autorizada in extremis por el Ejecutivo galo bajo rigurosas condiciones de seguridad. Hoy los manifestantes vuelven a la calle coincidiendo con la votación del texto en el Senado francés, y se ha movilizado una cifra récord de efectivos policiales: 2.500 agentes, hasta 500 policías más que el pasado jueves.

Desde que comenzaron las protestas contra la Ley ‘El Khomri’ en marzo, la violencia ha ido creciendo tanto en París como en las provincias francesas en un ascenso que culminó el pasado 14 de junio, cuando una docena de manifestantes y unos 30 policías sufrieron heridas considerables. La imagen de un hombre golpeando las ventanas de un hospital con un martillo fue ampliamente difundida en redes sociales y marcó un antes y un después en la actitud del Ejecutivo sobre las protestas anti-reforma laboral, incluidas huelgas y piquetes en centrales energéticas, transportes terrestres y aéreos y un sinfín de sectores laborales en pie de guerra.

Tras ese 14 de junio, el Ejecutivo se sentó con los sindicatos para obligar a buscar rutas alternativas de las protestas y límites de tiempo y espacio. Previendo un gran rechazo social al prohibir la manifestación del pasado jueves, inicialmente ilegal, tres horas más tarde alcanzó un acuerdo para su celebración.

Pero desde entonces hay más límites: montaje de estructuras para facilitar la vigilancia por parte de policías, la recomendación de no usar mochila o la advertencia de que cualquier objeto puede ser considerado apto de usarse como proyectil. También se fijaron órdenes de exclusión a personas fichadas por las fuerzas de seguridad estatales y controles sistemáticos de asistentes.

Hoy se celebra la undécima jornada de protestas contra la reforma laboral y los manifestantes están autorizados a una ruta “clásica” por las calles de París, de 2,8 kilómetros y con los 2.500 policías con “instrucciones muy firmes” para llevar a cabo detenciones, según informa la prensa francesa.

Durante mañana y pasado, Manuel Valls y Myriam El Khomri, primer ministro y ministra de trabajo respectivamente, se reunirán con hasta ocho sindicatos para proseguir con las negociaciones bilaterales sobre derecho laboral en puntos de la reforma. La que se prevé una multitudinaria manifestación a partir del medio día coincide con la votación en el Senado, el paso previo a la nueva lectura del texto en la Asamblea el próximo martes cinco de julio.