CORRESCALES 2016

CORRESCALES 2016

Un trayecto de dignidad contra la precariedad
CORRESCALES 2016

Para más información:      http://www.correscales.org

<!–

–>El CORRESCALES es un medio, un instrumento en marcha, una práctica colectiva, un proyecto común y cooperativo que ya es seguro que será una realidad.

CORRESCALES ES UN MEDIO.
Un trayecto de 800 kilómetros en el que correremos el trayecto de Bilbao a Barcelona del 17 al 22 de febrero, trazando complicidades entre historias de vida que luchan por la justicia y la dignidad. Correscales son los 80 relevos de trabajadores y movimientos sociales que comparten una lucha contra la precarización y unas condiciones de vida injustas e inaceptables que desembocan en la acumulación de recursos de unas pocas personas para miseria de muchas. Correscales son 80 poblaciones a las que agradecer su acogida; 80 realidades de las que aprender. Y son también los 80 días durante los cuales estamos tejiendo solidaridad, construyendo juntas, de forma cooperativa, un proyecto colectivo de ayuda mutua y el crowdfunding de promoción colectiva más grande que se ha hecho jamás.

CORRESCALES ES UN INSTRUMENTO EN MARCHA.
Un instrumento con el que desde la MAREA AZUL queremos hacer visible y palpable la dignidad de luchar contra la fragmentación y la precarización laboral y social. Visibilizar los impactos en la vida cotidiana, económicos, familiares, temporales y emocionales de esta fragmentación y precarización. De cadenas de fragmentación y subcontratación que nos tratan como eslabones y de la necesidad de darle respuesta colectiva si queremos cambiar algo más allá de un sector determinado. De algo tan viejo como vigente que es reclamar una vida digna y que se reconozcan las mismas condiciones y valor para un mismo trabajo –lo haga quien lo haga-; que es que se visibilice a su vez que todos los trabajos tienen valor e importancia.

Pero el Correscales es un instrumento con el que practicar y compartir algo muy especial: el agradecimiento a cientos de movimientos sociales, colectivos y personas por su incansable apoyo. Y lo haremos como mejor sabemos hacerlo: construyendo juntas. Agradeciendo el inolvidable aliento y cariño cuando en la primavera pasada resistimos a tres meses de huelga indefinida por defender lo más básico; tal y como lo sentimos: la complicidad de un aprendizaje y experiencia colectiva que queremos y necesitamos seguir practicando, porqué su corazón y sus manos son también nuestra fuerza.
Y, por último, a su vez es también un instrumento con el que decimos “basta” públicamente a los abusos y represalias sobreañadidas a la dureza material y emocional de una huelga. No desfallecemos, reconstruimos. No caminamos, ya corremos. Y, además, no lo haremos solas. El Correscales es, en este sentido, una experiencia para devolver agradeciendo, denunciar alzando y construir el principio de un pequeño gran fin como es el embrión de un proyecto compartido de ayuda mutua para que nadie en situación precaria deje nunca de luchar por una vida digna y justa por motivos económicos provocados por la precarización que denunciamos. Un fenómeno y unas condiciones de vida que afectan a muchísimos trabajadores, trabajadoras y familias. Y del que a su vez, además, las administraciones públicas tienen también gran responsabilidad por acción u omisión: con ruinosas privatizaciones que ningún bienestar o riqueza colectiva han aportado; con desregulaciones y regulaciones que favorecen la fragmentación en nombre del mercado y la potestad para acumular riqueza por encima de las condiciones de vida; con millonarias contrataciones públicas que permiten subcontrataciones y míseras condiciones laborales y sociales que nos precarizan en tiempo y recursos económicos para vivir. No únicamente a un sector determinado, sino de forma sistemática y con un impacto generalizado.

CORRESCALES ES UNA PRÁCTICA COLECTIVA.
Una práctica con la que centenares de MOVIMIENTOS SOCIALES, COLECTIVOS Y ORGANIZACIONES compartimos un trayecto de dignidad contra la precarización material, emocional y temporal de la vida de las personas; compartimos la lucha contra la fragmentación y la desigualdad social en nuestras vidas cotidianas. Por justicia y dignidad. Un instrumento con el que compartir, formar parte y tejer. Pero con el que muy especialmente seguir agradeciendo y reconociendo la lección de dignidad e incalculable valor de aquellas personas que se rebelaron y se rebelan contra condiciones injustas, a menudo poco visibles, ocultas entre centros o espacios fragmentados, eslabones de subcontratación que nos separan y segregan, situaciones materiales y personales de desigualdad social cotidiana que ni aceptamos ni toleramos. Un trayecto con el que aprender de esa irrebatible dignidad y resiliencia con las que solo así se es capaz de cuestionar y poner en jaque a grandes multinacionales o caciques cuando parece imposible; compartiendo, cooperando y haciéndolo desde el apoyo mutuo. Tejiendo vínculos sociales ante un Capital que, por un lado, nos fragmenta individualmente acumulando precariedades en nombre de (su) Progreso, y por el otro, tiene acomodados a algunos partidos y sindicatos del régimen del status quo a cambio de que nada cambie y se reproduzcan condiciones de vida precarias para acumular y concentrar riqueza.

CORRESCALES ES UN PROYECTO COMÚN Y COOPERATIVO HECHO REALIDAD.
Un proyecto en construcción que ya es una realidad, del que formamos parte más de cien colectivos, movimientos y organizaciones, así como centenares de personas de diversos orígenes, procedencias y territorios sólo hasta la fecha. Y que es tanto una práctica colectiva, un proceso cooperativo, un proyecto social, económico y comunicativo, una experiencia de explosión de dignidad y esfuerzo de 800 kilómetros de extensión, como también y sobre todo una realidad material de ayuda mutua traducida en lo concreto. Correscales ni empieza ni acaba en un recorrido: antes retornamos colectivamente una caja de resistencia construida colectivamente para una huelga indefinida de tres meses; durante damos el pistoletazo de salida a una campaña contra la precarización social y la acumulación de Capital, compartimos experiencias, aprendemos prácticas y tejemos complicidades entre territorios y movimientos diversos, como también rodamos un documental sobre condiciones de vida y trabajo, dignidad y lucha; durante y después construimos el embrión de un fondo común de ayuda mutua para situaciones de lucha colectiva por la dignidad y condiciones de trabajo justas destinado a trabajadores y trabajadoras en situación de precariedad, externalización o fragmentación y huelga indefinida.

De la necesidad, hemos hecho virtud. De las derrotas, victorias. Del sufrimiento, un aprendizaje. Del luchar, un compartir. De la solidaridad, una seguridad. Del compromiso, una razón de ser. Del construir, un complicidad. Del agradecer, una responsabilidad. Del reconstruir, una ilusión y un multiplicar. Tejiendo, agradeciendo, aprendiendo, acogiendo, luchando. Por dignidad y justicia. Porque ni la dignidad se subcontrata, ni la vida tiene recambio. Entre Capital o Vida, entre fragmentación o cooperativización, entre segregación o inclusión, entre individualismo o apoyo mutuo, entre precariedad o dignidad, lo tenemos claro: nunca correremos solas y solos.

Características básicas

Con Correscales 2016, trabajadoras y trabajadores de distintos sectores y lugares, movimientos, organizaciones, colectivos y personas de aquí y allá compartimos:

★ El objetivo de luchar contra la fragmentación y la precariedad laboral, social, material, temporal y sus efectos en las condiciones de vida cotidianas como prioridad colectiva, social, política, cultural, sindical, urgente y común.

★ La necesidad y el compromiso de hacerlo de modo colectivo, cooperativo y alternativo a la reproducción de este régimen socioeconómico, así como del statu quo de quienes lo regentan, facilitan, posibilitan o legitiman como fenómeno social, económico y político dominante y creciente de injusticia social, fragmentación relacional y sumisión cultural.

★ La determinación de construir colectivamente, tejer complicidades y dotarnos de instrumentos concretos, proyectos comunes y prácticas cooperativas de ayuda mutua que permitan la organización y la lucha contra las condiciones de precariedad a las que se nos somete a diario en nombre del Progreso, la creación de riqueza y la acumulación de Capital.

★ La convicción que la acción, la inteligencia y la fuerza colectiva son el único modo de cambiar nuestras condiciones materiales y cotidianas de vida por dignidad y justicia, como a la vez -al así hacerlo- de establecer vínculos y redes de solidaridad horizontal que nos protegen hoy o mañana.

… correremos juntas y juntos los más de 800 kilómetros que separan la tienda de Movistar en Bilbao y la sede del Mobile World Center que esta empresa multinacional, privatizada hace unos años, tiene en la Plaza de Catalunya de Barcelona –sede rebautizada como World Strike Center por las movilizaciones sociales y sindicales populares de la primavera pasada-.

Un trayecto repleto de la dignidad de las luchas por unas condiciones de vida justas y durante el cual compartiremos 80 relevos paso a paso, como también espacios, experiencias y múltiples acciones codo a codo. Antes, durante y después: a lo largo de los 80 días de la campaña del crowdfunding, en las actividades que se llevarán a cabo durante la travesía de Correscales a su paso por muchas de las 80 poblaciones y después, en semanas posteriores.

Recorrido de Correscales y horas de paso aproximadas entre el 17 y el 22 de febrero:

Motivación y a quién va dirigido el proyecto

Este proyecto múltiple social, económico, cultural y comunicativo de ayuda mutua que es Correscales nace de los 80 días de huelga indefinida que fueron capaces de sostener los trabajadores y trabajadoras de diversas contratas y subcontratas y los autónomos dependientes que prestan servicios como titulares de empresas multinacionales, como en este caso Telefónica-Movistar. Un caso ejemplar, como tantos otros, de una empresa pública de un sector estratégico y rentable, primero mal gestionada, luego privatizada y progresivamente fragmentada productivamente en sucesivas cadenas de externalización, subcontratación y precarización en la provisión de servicios mientras se acumulan grandes beneficios, contratos públicos y privados multimillonarios, practicando un sistema de oligopolio y economía de casino a costa de las condiciones de vida de las personas.

A su vez, una lucha de forma más o menos continua desde hace décadas que en la primavera pasada tuvo como protagonistas a los trabajadores fragmentados de su provisión de servicios externalizada. Y a la par, una conjunción y simbiosis con centenares de colectivos, movimientos y entidades que se suman y se solidarizan con una lucha que deviene sindical y social. No es un caso aislado, es uno entre tantos de un fenómeno que nos ataca a todas y todos, nos precariza y afecta cotidiana, material, emocional y temporalmente a una parte importante de la sociedad. No sólo laboralmente, sino socialmente. Y las consecuencias y efectos sociales de este modo de producción y vida social precaria condicionan y estructuran nuestras relaciones sociales y materiales de vida.

De aquella huelga indefinida, quedan sufrimientos, ilusiones, tristezas, aprendizajes, experiencias y vínculos. Y un deseo común de reconstruir colectivamente dando un paso más allá, un paso colectivo. No podemos olvidar que hasta ese día en que levantamos la cabeza y nos plantamos ante un monstruo azul (se llame Movistar, Inditex, Eulen, Endesa, El Corte Inglés, Mercadona, Mango, BBVA, Banco Santander, La Caixa, Banc de Sabadell, FCC, etc. así como cualquier contrata o subcontrata de las mismas), no respetaron nuestra dignidad; hoy seguiríamos trabajando solas, aisladas o fragmentados, compitiendo entre nosotros por la miseria entre la miseria. Si luchamos por una sociedad más justa, toca asumir la responsabilidad y las consecuencias de dejar de ser figurantes y ser coprotagonistas.

Este proyecto va dirigido a todas aquellas trabajadoras invisibles.
– A las solidarias que empatizan, comprenden y están: comparten.
– A las que quieren cambiar una sociedad que valora más el Capital que la vida.
– A todas las personas que sufren las condiciones materiales y emocionales de la inestabilidad y el pluriempleo precario o discontinuo.
– A las que sufren las consecuencias de no poder imaginar un horizonte de vida con el que construir una mínima certidumbre bajo este modo de hacer, producir y vivir que nos esclaviza sin tiempo ni recursos.
– A las que quieren denunciar la precariedad laboral y social que padecemos buena parte de la sociedad, de la que no queremos ser esclavos. La precariedad nos puede tocar a cualquiera.
– A las que piensan que están hartas de las falacias de la meritocracia cultural neoliberal que nos culpa individualmente de no escalar socialmente, de la inseguridad laboral, social o económica a base de casuísticas individuales (y no causas socioeconómicas que las provocan).
– A las que están hartas del chantaje y la coacción de la competencia en la miseria del “acéptalo u otro lo hará por ti”.
– A las que se niegan a resignarse, por justicia y por una dignidad que no nos pueden arrebatar.
– A las que están dispuestas a luchar colectivamente. Más allá de su caso particular y no por éste; para hacer frente a un problema colectivo que solo colectivamente y luchando podemos ir corriendo a revertir. De ayer, hoy y mañana.
– Y a las que piensan y creen que sólo con apoyo mutuo, mutuamente, podremos conseguir derechos y condiciones de vida dignas y justas.

Y es por todo ello que retornaremos colectivamente cajas de resistencia de luchas colectivas, rodaremos un documental sobre condiciones de vida y luchas por la dignidad y también construiremos un fondo común de ayuda económica mutua. Y todo ello entre muchas, en una campaña colectiva y un proyecto de crowdfunding que está batiendo récords, demostrando que es una falacia que no podemos cooperar y reconstruir, más y más fuertes.

Objetivos de la campaña de crowdfunding

La Marea Azul, así como el conjunto de Movimientos, organizaciones y colectivos que promovemos y formamos parte de Correscales, queremos seguir revolucionando las escaleras de la subcontratación, la precariedad social y laboral de forma compartida y en una lucha común. Sin dar el brazo a torcer en la lucha por la dignidad de las condiciones de vida y trabajo, materiales y emocionales, de todas y todos. Por ello, renacemos dando un paso más allá. Construyendo, reconstruyendo y también agradeciendo, luchando.

Por un lado, los técnicos y técnicas que trabajamos para Movistar-Telefónica, subcontratadas y autónomas, queremos retomar con fuerza nuestra actividad ante la situación de precariedad en la que nos encontramos. Y haciéndolo, al mismo tiempo, queremos devolver y agradecer también todo el apoyo, todo el aprendizaje y la ayuda recibida. Pero queremos denunciar que como nosotros y nosotras, el fenómeno de la precariedad ataca a muchísimas personas y es juntas como creemos que podemos atajar al problema: construyendo espacios, luchas y proyectos de ayuda mutua.

Y porque, por otro lado, eso lo hacemos y haremos juntas, con colectivos y personas de movimientos diversos, organizaciones y personas solidarias con quienes reconstruir creciendo, compartiendo nuestra lucha. Que no es una lucha particular, sino común contra un fenómeno que nos golpea a todas y todos. Y queremos hacerlo dando un paso más: construyendo un proyecto colectivo de lucha, social y económico, de ayuda mutua contra la precarización. Con una campaña de alcance en la que:

★ NO NOS RESIGNAREMOS A LA PRECARIZACIÓN DE NUESTRAS VIDAS, SEGUIREMOS LUCHANDO POR UNAS CONDICIONES JUSTAS Y DIGNAS
Estamos determinadas a seguir luchando incansablemente contra la precariedad laboral y la precarización a la que se quiere someter nuestras vidas cotidianas. No sólo la de trabajadoras, trabajadores o sus familias, sino a la que se nos pretende estructurar como un proceso de acumulación de precarizaciones en cadena, en todas partes. Laborales, sociales, económicas y también sus impactos, materiales, emocionales o relacionales, e incluso culturales, cuando se nos quiere hacer resignar a que no hay alternativa, ni dignidad, ni justicia posibles: cuando nos hemos acostumbrado a ver cómo acumulan unos, a costa de la precariedad de los demás.

★ (RE)CONSTRUIMOS CRECIENDO: AGRADECIENDO TODO EL APOYO EMOCIONAL, AYUDA MATERIAL Y APRENDIZAJES. PARA DEVOLVER, CONSTRUIR Y COMPARTIR
Volvemos a movilizarnos, a reconstruir y a activar social, laboral y públicamente nuestra lucha en estado latente que pervive estos meses. Pero como lucha colectiva que NO se reduce a nuestro sector o situación. Ya no somos las mismas personas gracias a todo el apoyo y ayuda de cientos de colectivos que se reunieron en nuestro entorno, respetándonos, escuchándonos, compartiendo nuestras ilusiones y nuestros sufrimientos. Y juntas damos un paso más allá en nuestro entender: no luchamos sólo por nuestras condiciones laborales, pensando que si nos va bien, al resto también. Queremos agradecer toda la solidaridad recibida. Devolver el crédito cooperativo para poder hacer una huelga indefinida pero construir algo más. Devolver y hacer crecer el embrión de un proyecto de ayuda mutua, de construcción colectiva y gestión cooperativa que, como nosotros hemos necesitado para sobrevivir, esté al servicio de colectivos precarizados -especialmente en las cadenas de subcontratación y en algunos sectores-, para no se vean privados de luchar por unas condiciones laborales y de vida dignas por razones personales de urgencia económica.

★ QUEREMOS TEJER COMPLICIDADES CORRIENDO 800km DE BILBAO A BARCELONA, COMPARTIENDO EL CORAZÓN CON LOS QUE LUCHAN, PONIENDO EL CUERPO Y TODO EL ESFUERZO E ILUSIÓN EN ELLO.
Somos Correscales, igual que centenares de colectivos, movimientos, organizaciones y personas de localidades de todos lados que se revelan contra las condiciones de explotación, acumulación, injusticia, represión y precarización, luchando por unas condiciones de vida dignas. A través del desarrollo y puesta en escena de nuestro esfuerzo y alegría, agradecimiento y reconocimiento hacia su solidaridad y experiencia, compartiendo 80 relevos de un recorrido que llamamos Correscales. Y con el que, al igual que agradecemos a quien nos ayuda y comparte y nosotras -trabajadores y movimientos-, denunciaremos también a quien nos quiere hacer responsables de la precarización, para que la aceptemos por resignación o represión. Ni desfalleceremos tampoco ante el miedo, ni dejaremos solas a quienes, como algunos de nuestros compañeros, han sufrido y sufren denuncias, despidos e inhabilitaciones por luchar desde la resistencia, la inteligencia colectiva y la desobediencia civil por unas condiciones básicas de trabajo y vida dignas. Sean de nuestro sector o de cualquier otro, sean casos laborales o no.

Next Post

QUE NO TE ENGAÑE EL BANCO

Mar Feb 9 , 2016
Share on Facebook Tweet it Email Share on Facebook Tweet it Email QUE NO TE ENGAÑE EL BANCO Pin it Email https://intersindicalaragon.org/2016/02/09/4789/#Q2F4cnJGWlc0QUF Mañana en Zaragoza, taller ‘Que no te engañe el banco’, a las 19 en la Casa de las Culturas (C/ José Palafox 29).
A %d blogueros les gusta esto: