¿Pero no existía ya la ley mordaza?

¿Pero no existía ya la ley mordaza?

 

Publicado en La Haine

x Borroka Garaia
El PSOE ha aplicado leyes mordaza y cosas peores en Euskal Herria y la mayoría de la izquierda española e incluso las que dicen ser muy nuevas siempre miraron a otro lado

Yo pensaba que sí. Siendo menor de edad allá a principios de los 90 ya tuve que declararme insolvente tras la llegada de peticiones y multas por simplemente pegar algún cartel o participar en alguna movilización.


Y esa ha sido la tónica general tanto para los de mi generación como para las anteriores y para las siguientes. Pero claro, estamos hablando de Euskal Herria, y como en el estado español no pusieron las barbas a remojar cuando las del vecino vieron cortar, de aquellos barros vienen estos lodos.

Y es que esto no es simplemente cosa del PP. El PSOE ha estado aplicando leyes mordaza y cosas peores en Euskal Herria siempre que ha tenido oportunidad y la mayoría de la izquierda española  e incluso izquierdas que dicen ser muy nuevas, pero todo tiene una historia, casi siempre miraron a otro lado. Son cosas que tiene el haber aceptado en su día el régimen del 78. Sin embargo en Euskal Herria el recorrido ininterrumpido fue éste: Multas por llamar Jon en vez de Juan a tu hijo en la calle, multas o un viaje al cuartelillo por poner una ikurriña en la vía pública, multas por reclamar la independencia y el socialismo en la calle o ser partícipe del movimiento popular. Incluso hoy en estos tiempos se siguen poniendo multas y hay detenciones según donde saques la ikurriña o si has llevado la foto de tu hijo encarcelado.

Hace dos años discutíamos en este blog lo que decía un ciudadano indignado simpatizante del 15M que se consideraba muy “anti-violento” y pacifista. Opinaba que si las acciones son pacíficas se le hará imposible al estado machacar al pueblo y poner en marcha medidas represivas. Ante eso, se le contestó que mirara a Euskal Herria y como el estado ha aplicado y sigue aplicando durísima represión. Sin embargo, creía que eso es por culpa del conflicto armado y que ellos jugarían más inteligentemente para que no sucediese. Se le advirtió además que la represión estatal no es a causa de la existencia de un conflicto violento, que se produce cuando existe lucha, sea cual sea, y es para atajar procesos de liberación nacional y social manteniendo los privilegios de los poderosos. Que es un resorte del estado cuando sus intereses se ponen en entredicho. Que si no lo denunciaban acabaría por afectarles tarde o temprano desde el momento que empezaran a moverse.

Pues bien, hoy han entrado en aplicación en el estado español unas leyes represivas que en Euskal Herria se llevan aplicando esas y otras mas incluso con más dureza, sean legales o ilegales, de cárcel, cierre de medios de comunicación, contra militancia política, persecución social y torturas añadidas, desde hace demasiado tiempo. Y me temo que esta nueva legislación, teniendo en cuenta además como se va desarrollando el escenario en el estado, donde la protesta ha ido cesando sin necesidad de aumentar en exceso los grados represivos, que sobre todo será usada una vez más para dar vueltas de tuerca sobre el pueblo vasco .

En cualquier caso, lo pasado, pasado está y hay que mirar al futuro, y ese futuro para que sea mejor exige que de una vez por todas se levante el estado de excepción permanente en Euskal Herria, y el silencio impuesto sobre ello,  y que la sociedad vasca decida en libertad su futuro, porque entre otras cosas, mientras exista este laboratorio represivo en tierras vascas, la tendencia del estado será a echar mano de él para aplacar la protesta o la exigencia de libertades en el propio estado. Haciendo literal aquello de que mientras un pueblo y sus estructuras oprima a otro nunca será libre. Así que desde una perspectiva egoísta e incluso estando en contra de la justa y necesaria independencia de Euskal Herria para la clase trabajadora vasca y los intereses de los y las de abajo, la izquierda española debería abandonar el lenguaje antiterrorista que es usado incluso por algunos de sus líderes y defender activamente el cese de la represión en Euskal Herria y un proceso de autodeterminación sin injerencias como base para la democratización de su propio estado español. Eso sería un punto de partida internacionalista que beneficiaría tanto a la izquierda española como a la vasca.

Pero me temo que el estado sigue dando pasos por delante y que de no producirse una nueva ola en el estado español rupturista con el régimen, bastará la represión selectiva y quirúrgica junto a la fuerza centrífuga del institucionalismo español para que no se mueva nada de los puntos cardinales del régimen del 78 mientras que Euskal Herria tendrá que seguir buscando sus caminos  para superar ese régimen y sufriendo la represión y amenaza masiva y constante, por lo que la ley mordaza significa que llueve sobre mojado en los pueblos  y ciudades vascas.

Next Post

Cuba es el primer país en eliminar la transmisión de madre a hijo del VIH

Mié Jul 1 , 2015
Share on Facebook Tweet it Email Share on Facebook Tweet it Email Cuba es el primer país en eliminar la transmisión de madre a hijo del VIH La Organización Mundial de la Salud ha validado que el país caribeño ha sido el primero en lograr erradicar la transmisión en el […]
A %d blogueros les gusta esto: