2 NOTICIAS DE MERCADONA POR ACOSO Y DESPIDO

Condena a Mercadona por el acoso sexual sufrido por dos empleadas

  • El Tribunal Supremo declara responsable civil a la cadena de supermercados por no controlar a un coordinador que acosó a las trabajadoras, despedidas por no ceder al chantaje de su jefe
  • El alto tribunal considera que el delito se cometió en el ámbito empresarial y no se trató de una acción puntual o episódica, sino que se prolongó en el tiempo y cualquier tipo de control «brilló por su ausencia»
INFOLIBREActualizada 01/01/2015 a las 15:58  
El Tribunal Supremo ha declarado responsable civil subsidiaria aMercadona por no controlar a un coordinador que acosó sexualmente a varias empleadas, que ocultaron durante meses la presión a la que estaban siendo sometidas por temor a perder su puesto de trabajo y acabaron siendo despedidas tras no ceder al chantaje de su jefe.

La Sala de lo Penal ha confirmado la sentencia de la Audiencia Provincial de Valencia que condenó a dos años y ocho meses de cárcel a José Chaparro por dos delitos de acoso sexual y un delito de agresión sexual. En cuanto a la responsabilidad civil, ordenó que el acusado y subsidariamente Mercadona indemnicen a cada una de las dos víctimas con 75.000 euros por los daños psíquicos y los perjuicios morales sufridos.

El alto tribunal ratifica la consideración de responsable civil subsidiaria a esta compañía porque el delito se cometió en el ámbito empresarial y no se trató de una acción puntual o episódica, sino que se prolongó en el tiempo y cualquier tipo de control «brilló por su ausencia».

Según los magistrados, el acusado, que ya no trabaja en el establecimiento, tenía un «poder indudable en el interior de la tienda, en cuanto era su máximo responsable y todo lo que allí ocurría pasaba por su decisión personal, sin que se hayan detectado unos verdaderos controles que sirvan de contrapeso a ese casi omnímodo poder».

Además, recalcan que la cuantía de 75.000 euros de indemnización a cada denunciante no es «desmesurada, exagerada ni objetivamente desproporcionada» ya que es obvio que los actos atribuidos al acusado «producen por su mera existencia un daño moral ínsito en la humillación y el temor que ocasionan». «Lo zafio y ruin de tal comportamiento se encuentra fuera de toda duda», añaden.

El Supremo considera probado que el que fuera máximo responsable del establecimiento sito en la calle Luis Vives de Valencia proponía a las trabajadoras mantener relaciones sexuales con él y les conminaba a ofrecer a los clientes favores de esta naturaleza para aumentar las ventas. Las denunciantes se negaron y pidieron el cambio del puesto de trabajo o la baja médica aduciendo como excusas que no se llevaban bien con sus compañeros o que tenían problemas familiares.

Las empleadas acabaron dándose de baja porque no cesaba el estado de ansiedad y de angustia generalizada que sufrían en su lugar de trabajo y, a su vuelta, fueron despedidas. En ese momento, lograron ponerse en contacto entre ellas y descubrieron que habían sido objeto del mismo tipo de acoso por Chaparro.

Denuncian tres casos de acoso laboral en el Mercadona de Fraga

Enviado por el 30 enero, 2014

Elisabet Segura, tras casi 9 años trabajando en la empresa Mercadona, en la sucursal de Fraga, fue despedida “de forma extremadamente irregular estando de baja por depresión. Depresión causada por el acoso y machaque diario de su inmediata superiora (gerente B) V.U., estando la coordinadora N.L. en total conocimiento de estos hechos y reforzándolos. Al poco de coger la baja, los abogados de le empresa se pusieron en contacto con Elisabet con la intención de pactar su despido y resolver la situación por la vía económica, a lo que ella se negó ya que su intención era seguir en la empresa como lo había hecho hasta hace poco más de un año, momento en el que cambió la coordinadora del centro por la actual, N.L., y empezó el infierno que ha sufrido hasta no aguantarlo más”, relata el sindicato CNT de Fraga.

“Con el deseo de seguir en la empresa -añade CNT- solo les demandaba que se hiciera justicia con las dos superiores, a lo que Mercadona le respondió que abriría una investigación a su superiora y a su coordinadora, coordinadora con amplio historial de despidos dejados tras de sí en su periplo por la zona de Lleida. Muchas semanas después, sin dar atisbos de movimiento, finalmente, se pusieron en contacto con Elisabet para comunicarle que iniciarían la investigación. Investigación en la que hablaron con un reducido número de trabajadores y con la propia afectada. Pasados varios días de la supuesta investigación interna y tras la falta de respuesta por parte de la empresa, Elisabet se armó de valor y optó por demandar a V.U y a N.L, sus superiores”.

Demanda a la cual se sumaron dos antiguas compañeras, Belén Villagrasa y Patricia Margalló, “cada una denunciando a las responsables que les habían perpetrado el acoso”. Según el relato de los hechos de CNT Fraga “inmediatamente después, Elisabet, recibió una irregular carta de despido, “despido procedente” alegado a causas abstractas e invocando hechos acaecidos en años anteriores, hechos que no son ni contrastables, tanto es así que pese a la gravedad que se les achacan, no se explica cómo es que ni siquiera se le hizo una amonestación o reproche escrito en su momento, o si más no, un suspenso en su valoración, valoración que se realiza anualmente a todos los trabajadores de Mercadona”.

En este sentido, CNT Fraga ha hecho público un comunicado donde recuerda que desde hace años, la CNT mantiene diferentes conflictos laborales con la empresa Mercadona, “siendo el común denominador el acoso laboral”. “La ‘cadena’ de supermercados que presume de ‘excelencia’ y ‘de confianza’ acumula una interminable lista de demandas por acoso y mobbing en diferentes ciudades y localidades de todo el estado. A esta lista hay que añadir los despidos improcedentes, realizados, incluso, durante bajas por depresión y otros como consecuencia de represión sindical”, añade el comunicado.

Desde CNT denuncian que estas “prácticas” son demasiado habituales para ser casuales, “son propias de regímenes esclavistas y parece que responden más bien a una ‘estrategia’ empresarial”. “Si no es así y estamos equivocados -continúa CNT-, lo mejor que podría hacer la dirección de la empresa es reconocer que sus responsables intermedios han desempeñado su trabajo con demasiado celo o se han excedido en el desarrollo de sus funciones”.

Ahora estas “prácticas” por lo visto también han llegado al supermercado de Fraga y han salido a la luz pública, “no porque la CNT las haya denunciado esta vez, sino porque una trabajadora que las ha sufrido ha dicho BASTA y se ha decidido a denunciarlo ante la justicia. Además, dos excompañeras de trabajo de la misma tienda se han unido a la demanda”. “Sirva esta breve nota para mostrar públicamente todo nuestro apoyo y solidaridad con estas trabajadoras: Elisabeth, Patricia y Belén. Que sirva también para denunciar los abusos laborales cometidos una vez más por el supermercado ‘de confianza’ Mercadona”, concluye el comunicado.

“Compartiendo el deseo de Elisabet de que salga a la luz toda la verdad, quedamos a la espera de la resolución del juzgado” finaliza CNT. Este jueves, día 30, a las 13.00 horas Elisabet acudirá a los juzgados de Fraga para ratificar la demanda. Al día siguiente a las 9.40 horas, N.L., coordinadora del Mercadona de Fraga, declarará ante el juez.

Entrada siguiente

En Córdoba, encierro afectados Hepatitis C y familiares...

Lun Ene 5 , 2015
Share on Facebook Tweet it Email Share on Facebook Tweet it Email El Colectivo de Afectados por la Hepatitis C y Familiares de Córdoba continuará con el encierro que mantiene en el Hospital Provincial ante la falta de información de la administración sanitaria.   Pin it Email https://intersindicalaragon.org/2015/01/04/2-noticias-de-mercadona-por-acoso-y-despido/#ZW5jaWVycm8tMjE El Colectivo […]
A %d blogueros les gusta esto: