Aportación 2

Descarga pdf

 

TRABAJAR LA PRECARIEDAD EN LAS EMPRESAS:

Sin extendernos en más análisis de lo que ha supuesto estos últimos diez años de crisis Capitalista para la clase trabajadora, todos hemos vivido en nuestras carnes la merma de muchos
derechos conquistados con no poco esfuerzo, un gran empeoramiento de las condiciones laborales y el consiguiente empeoramiento de las condiciones de vida mientras que la patronal,
las grandes empresas, a costa de la miseria de la clase obrera, mantienen su tasa de beneficio y cuando no, lo han aumentado con creces.

SINDICALISMO EN LAS GRANDES EMPRESAS:

Tradicionalmente, las empresas con un gran número de trabajadores han sido donde más mejoras laborales se han integrado en sus convenios colectivos, esto no es fruto de la casualidad; un
potente movimiento obrero organizado en sus sindicatos ha sido el que ha echado el pulso a la patronal arrancando poco a poco una serie de derechos que han podido incluir en esos convenios,
a base de huelgas y paros.
Actualmente vemos como en esas empresas donde ha habido un movimiento obrero fuerte, no le son ajenos los coletazos de la crisis. Ha habido importantes mermas en los derechos de los
trabajadores (introducción de la doble escala salarial, anulación de diversos pluses, congelaciones salariales, EREs, ERTEs, la empresa no negocia los convenios…). Todo esto no es fruto de la
casualidad, un movimiento obrero bastante atomizado y desorganizado no ha sabido dar la respuesta adecuada a esta reacción contra los derechos de los trabajadores. Éste es el legado
que ha dejado años de desmovilización y “Pacto Social” propugnados por los grandes sindicatos CCOO y UGT, pero también añadir que la división sindical existente fruto del descontento con los
grandes sindicatos ha hecho que se actúe de forma irregular y poco efectiva.

En estas empresas a lo largo de estos años se está viendo lo que podría ser una “cierta” división entre trabajadores: plantilla fija (suele ser de mediana edad) que aun mantiene ciertos derechos
(antigüedad, pluses, etc) y plantilla temporal (normalmente joven, por lo general) que entra con contratos temporales o ETT y con diferentes condiciones (salario más bajo, sin antigüedad,
temporalidad, etc). Poco a poco se va avanzando hacia un nuevo modelo productivo con trabajadores de quita y pon, las empresas hacen cada vez más caso omiso a los convenios
colectivos, se intenta eliminar progresivamente a esos trabajadores “caros” para la empresa para sustituirlos por mano de obra más barata. Se desplaza el modelo de contratación de trabajadores
en plantilla por trabajadores en ETT o incluso en algunas empresas se está empezando a sustituir parte de la plantilla o su totalidad por subcontratas dentro de la empresa.
Es labor nuestra seguir haciendo, en las fábricas en las que tenemos la posibilidad de hacer trabajo sindical bien por formar parte de los Comités de Empresa o por tener Secciones Sindicales
(principalmente IA-TIB e IA-GTI), aprovechar esta situación que tenemos para trabajar todavía más por intentar hacer ver la necesidad de organizarse y el papel del sindicato para la defensa de
los derechos de los trabajadores, sobre todo a los trabajadores que se incorporan en condiciones más precarias, informándoles de los derechos que tienen. Muchos trabajadores que entran
nuevos desconocen muchos de éstos derechos (salario hora, horas extra, descansos, pagas, pluses en caso de tener, días libres, etc) por este desconocimiento muchos no hacen uso de ellos.
Es un arduo trabajo que no siempre da la satisfacción que uno se espera por la respuesta que puedan tener los trabajadores, pero no podemos quedarnos solo en cumplir con las labores que conlleva el estar en el Comité de empresa, hay que contar con ellos, pues cuando vayan eliminando a la plantilla fija, estos trabajadores nuevos son los que probablemente se vayan a quedar trabajando en peores condiciones. En un futuro serán nuestros hijos e hijas, familiares o amigos los que tengan que incorporarse al trabajo, en la misma o en otras empresas.

Hay que aprovechar la oportunidad que da el ser delegado sindical pues no es eterna, tendríamos que estar ahí para echarles una mano siempre que se pueda, ayudarles en los problemas que
puedan tener en la empresa, enseñarles sus derechos, luchar contra la precariedad a la que los están sometiendo y sobre todo hacer ver que el papel del sindicato realmente lo vale. Poco a poco
si se pone bien la semilla, es más que probable que nos de sus frutos y podamos seguir resistiendo la ofensiva contra nuestros derechos como trabajadores.
Si no insistimos y trabajamos con estos trabajadores que entran en condiciones más precarias, la realidad nos dice que poco a poco el número de trabajadores precarios desorganizados va a
superar al de la plantilla tradicionalmente fija y organizada en sindicatos.

SINDICALISMO EN SECTORES PRECARIOS:

Es una tarea sumamente difícil hacer trabajo sindical en estos sectores, principalmente por la precariedad extrema a la que están sometidos sus trabajadores (excesiva temporalidad, represión
sindical, nulos derechos…).
La creación de Oficios Varios para intentar aglutinar a todos los trabajadores que están en diversos sectores, la mayoría precarios, debe de seguir siendo esa herramienta para ejercer la solidaridad y apoyo a esos compañeros. Pero también tiene que servir como lugar donde debatir los métodos y experiencias para poder intentar hacer labor sindical en esos ambientes donde es tan difícil actuar. En definitiva, Oficios Varios debe seguir intentando organizar a los compañeros que están dispersos en diferentes sectores y ejercer de apoyo a éstos. Animar a que sean más partícipes del sindicato en las asambleas, para poder acumular así la suficiente experiencia y poder responder al reto que supone el poder hacer trabajo sindical en los sectores donde la precariedad es la tónica general.
Hay que intentar buscar el método adecuado ya que el nivel de represión sindical suele ser muy alto en estos sectores, el compañero o compañera que se decida a hacer labor sindical debería de
analizar su entorno de trabajo, conocer a los compañeros de trabajo, si hay posibilidad, hacer asambleas en el propio sindicato con el apoyo de IA y por supuesto, en caso de conflicto la solidaridad del sindicato. Es muy difícil como ya he dicho por la alta temporalidad existente, por lo general cuando se ha entablado algo de relación, acaba el contrato o te echan, lo que dificulta
hacer trabajo sindical aunque sea “clandestino”. El propio trabajo, la práctica que vayamos realizando en este tipo de sectores más precarios nos podrá dar la clave para poder luchar y responder con efectividad.
La solidaridad con los compañeros será muy importante en momentos de tensión o conflicto con estas empresas como ya se ha venido demostrando mediante el trabajo que se ha ido realizando
desde el sindicato con los diferentes problemas y conflictos que han surgido.

EXTENSIÓN SINDICAL:

Aun con las limitaciones que podamos tener, la extensión sindical es un tema que debería ponerse sobre la mesa.
La petición de ayuda de unos trabajadores de Binefar pone de relieve la inexperiencia para poder llevar la tarea de extensión territorial de una manera mas menos eficiente. Lo de Binefar supone
un reto importante con no pocas dificultades al que se suma además que la mayoría de los trabajadores son inmigrantes y la dificultad del idioma, en un sector como es el agroalimentario sobre el que se desconocen temas de legislación y formas de proceder porque nunca nos había tocado.

Por poner en contexto, en Binefar existe un grupo más menos numeroso de trabajadores y trabajadoras que a día de hoy se encuentran en desamparo y abandono por parte de los sindicatos mayoritarios principalmente. Cada uno con su diversidad de problemas laborales y sociales, algunos de ellos con ganas de incorporarse a la lucha. Es una tarea bastante complicada, pero sería una oportunidad estupenda para poder formar allí el sindicato y extender la Intersindical de Aragón a más sitios.
Para la situación de Binefar y aplicable también para futuros contactos se necesitaría tener una cierta coordinación para:

1.- En primera instancia reunir a los trabajadores e informarles bien del trabajo que hacemos en IA, se deberían presentarles pequeños folletos explicativos sobre esto. Llevar una hoja para
apuntar datos de las personas interesadas en seguir en contacto.

2.- Hacer una segunda reunión con la gente que tiene ganas de dar un paso adelante para formar el sindicato y en coordinación con un compañero de IA poder ir formando y asesorando a los
trabajadores para que poco a poco sean autónomos en el funcionamiento de esa sección. Para llevar a cabo esta tarea u otras futuras de extensión sindical, lo más operativo sería crear un
Área o Comisión de Extensión de IA formada por varios compañeros. Creando este órgano , específicamente se podría encargar de las tareas de coordinar una extensión territorial como lo de
Binefar por ejemplo, hacer alguna campaña de afiliación o encargarse de elaborar o actualizar documentación relativa a informar básicamente sobre la IA y otros temas que sean de interés
general para los trabajadores y que poder presentarles.

Todos somos conscientes de las limitaciones que en IA podemos tener a la hora poder llevar a cabo bien esta tarea, principalmente porque falta “mano de obra” para ello se necesitaría la implicación militante de los compañeros afiliados a la IA.

 

Descarga pdf