LA HUELGA DE BERSHKA: LUCHA FEMINISTA Y DE CLASE

CIG LA HUELGA DE BERSHKA: LUCHA FEMINISTA Y DE CLASE 5 NOVIEMBRE, 2017 Publicado en Poder Popular Patricia Grela | En los últimos años el consumo de la moda se caracteriza por su rapidez y bajo coste, aglutinados en dos términos cada vez más frecuentes: Low Cost y Fast Fashion. Ropa de usar y tirar, prendas a precios ridículos y un marketing agresivo a través de bloggers e influencers que están transformando la industria textil.La industria de la moda está generando unos beneficios multimillonarios en todo el mundo gracias a este nuevo sistema global que externaliza su producción para abaratar costes. En este modelo, es la empresa gallega Inditex quien va por delante, aumentando cada año los beneficios, lo que convierten a su fundador, Amancio Ortega, en el hombre más rico del planeta.Esta parte de la historia es la que se cuenta en los medios de comunicación tradicionales, incluso haciendo publireportajes para contarnos sus beneficios y bondades continuamente. ¿Pero qué hay detrás de Inditex? ¿Cómo logra grandes beneficios incluso durante las graves crisis económicas?Multitud de ONGs y sindicatos llevan tiempo mostrándonos la cara B de la Fast Fashion: explotación laboral, precariedad y contaminación en países del sudoeste asiático y un largo etcétera. El documental Fíos Fóra nos mostró una realidad más cercana a través del testimonio de costureras gallegas endeudadas por la deslocalización de la industria textil representada por Inditex. Hoy en día, queda poco de esta industria a pesar de que el gigante textil mantiene la sede en el polígono de Sabón, en Arteixo, y sigue representando una gran cantidad de puestos de trabajo para la comarca a través de las empresas subsidiarias. Otro de los eslabones olvidados de esta cadena y, sin embargo la más visible por las consumidoras, es el comercio de este producto. Las tiendas de ropa de las distintas marcas de Inditex que inundan nuestras ciudades son parte del paisaje urbano que homogeneizan nuestras vidas y culturas a nivel mundial. Las tiendas de Inditex son sinónimo de éxito y de beneficios económicos, realidad muy distinta a la de sus trabajadoras. En este sector tan feminizado no es casual que la precariedad y la falta de derechos laborales sea algo habitual, pero no se suele poner de relevancia. En los últimos días, las trabajadoras de Bershka de la provincia de Pontevedra dieron una lección de dignidad, fuerza y valentía; convocando la primera huelga indefinida de Inditex en su historia y siendo secundada por el 100% de la plantilla. Su reivindicación era tan sencilla y de sentido común, como pedir las mismas condiciones laborales de sus compañeras de la provincia vecina. Fueron días de presiones y negociaciones con la multinacional que no quería ceder en su oferta, sin embargo, estas 65 mujeres se mantuvieron unidas y lucharon por defender sus derechos hasta que la noche del viernes 3 de noviembre, lograron un pre-acuerdo aprobado por unanimidad en asamblea al día siguiente. El acuerdo llevado a cabo entre la empresa y las representantes sindicales de la CIG, contempla la incorporación de las medidas sociales reclamadas como vacaciones, permisos y excedencias, tiempo de descanso, lactancia, conciliación familiar e incapacidad permanente, así como la equiparación salarial mediante los pluses que ya cobraban las compañeras de A Coruña. Tras nueve días de huelga y conflicto, estas mujeres demostraron que la unión de la clase trabajadora puede vencer las dificultades y alcanzar acuerdos beneficiosos, a pesar de enfrentarse a gigantes como Inditex. Ahora toca esperar que no existan represalias y que se conviertan en ejemplo para otros sectores y territorios, volviendo a poner en valor la lucha sindical tan apartada en los últimos tiempos, demostrando un vez más que la lucha sirve. Noticias relacionadas http://www.farodevigo.es/portada-arousa/2017/10/27/trabajadoras-logran-cerrar-bershka-vilagarcia/1774775.html...

Betis Sport Bar deja sin baja por enfermedad a un joven trabajador con cáncer Ago29

Betis Sport Bar deja sin baja por enfermedad a un joven trabajador con cáncer...

Betis Sport Bar deja sin baja por enfermedad a un joven trabajador con cáncer Actualización: El SAT ofrecerá una rueda de prensa el 7 de agosto a las 12.00 del mediodía en su sede de Sevilla en Blas Infante, 4, 8ª planta. Desde el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) de Sevilla queremos alertar sobre los indignantes hechos acaecidos en el bar de la ciudad deportiva del Real Betis. Nuestro Grupo de Acción Sindical está asesorando a Francisco José Ávila Calvo, “Fran”, de 25 años, con novia y el hijo de esta a su cargo. Fran ha estado trabajando desde los 14 años, incluso en el extranjero. Casi siempre en hostelería, pero también ha sido repartidor e incluso ha trabajado en el campo. Su vida ha estado marcada por la lucha contra esa pobreza que, según algunos, no existe en nuestro país. Fran ha estado trabajando para el Betis Sport Bar desde febrero como cortador de jamón. Desde marzo y abril notó fuertes náuseas y dolores de espalda. Faltó varios días (salteados) por este motivo, y ya entonces fue cuestionado su compromiso con la empresa. Él creía que esos dolores no serían nada grave y necesitaba el dinero: por eso siguió trabajando para el empresario José Joaquín Suárez Tejeiro, de la empresa “Esencias de jabugo”, que cuenta con la concesión de dicho bar por parte del Real Betis Balompié. El SAT cuenta con testigos y pruebas de que los empleados trabajan hasta 80 horas semanales, pero solo cotizan dos horas al día. Además, son varios los trabajadores descontentos con los abusos a los que los somete la empresa y el flagrante incumplimiento de toda la legislación, empezando por el convenio de hostelería. En abril, Fran se encontraba muy mal, pero en el bar no se...

Las secciones sindicales de Vestas, se unen para exigir los derechos laborales de la clase trabajadora Feb19

Las secciones sindicales de Vestas, se unen para exigir los derechos laborales de la clase trabajadora...

Las secciones sindicales de Vestas, se unen para exigir los derechos laborales de la clase trabajadora     NOTA INFORMATIVA PARA LOS TRABAJADORES DE VESTAS DE FABRICAS Y MANTENIMIENTO (SERVICE)   Los abajos firmantes hemos elaborado esta nota informativa, para que los trabajador@s de Vestas sepan, lo que la dirección ha hecho y está haciendo en cada uno de sus centros de trabajo. En los diferentes territorios del estado, en las fábricas que Vestas tiene (Blades, Nacelles) y en las áreas de mantenimiento “service”, la empresa ha despedido y está despidiendo a trabajador@s, sabiendo que hay gran cantidad de trabajo, que las plantillas siempre han ido muy ajustadas y que la empresa va viento en popa, (ver las informaciones publicadas en el Hub, por el presidente de la compañía). La empresa está despidiendo a personal que lleva bastante tiempo, para contratar a otras personas con un salario muy precario. También hace continuos incumplimientos de convenio, como en la reciente aplicación del convenio del área de mantenimiento. En las fábricas, el año pasado hubo movilizaciones porque los directivos de cada planta no quisieron sentarse a negociar un convenio, demostrando una vez más que la   empresa no obró de “buena fe” como ellos dicen, y más ahora con los reiterados incumplimientos en los diferentes convenios colectivos y pactos. En la fábrica de León el año pasado hubo 14 compañer@s despedidos por “bajo rendimiento” y en los últimos 3 años, 52 despedid@s por el mismo motivo, compañer@s  que muchos de ellos llevaban en la fábrica entre 9 y 10 años. En Soria, en el área de mantenimiento, también despidieron a compañeros por lo mismo llevando 6 y 7 años y esta misma semana han despedido a un compañero en Andalucía, aludiendo los mismos motivos, es un técnico de mantenimiento preventivo, llevaba en la empresa 12 años y hasta el despido nunca tuvo ningún tipo de amonestación escrita ni verbal. En la fábrica de Daimiel son 7 los despidos desde julio de 2016, tres en lo que llevamos del año 2017 , en todos se ha recurrido al “bajo rendimiento” como causa del despido, acusando falsamente a l@s afectados de no cumplir con su trabajo; igualmente, las sanciones se han hecho algo habitual y responden a motivos no laborales en muchas ocasiones y otras a acusaciones sin contrastar. Presiones en relación a la producción, incrementos en la carga de trabajo y la nula conciliación con la vida laboral, son constantes. Por otra parte el abuso de contratación temporal, ha creado un gran porcentaje de compañer@s sin apenas derechos o con miedo a reclamarlos por las represalias.   Se llega a las conclusiones siguientes: Vemos que continuamente la empresa incumple e interpreta acuerdos y convenios a su propio interés. Está despidiendo a personal que le son incómodos, que cobran más, que se hacen mayores o que están lesionados, lesiones que son provocadas por el trabajo Tener una plantilla precaria e implantar la doble o triple escala salarial. La carga de trabajo es bestial, repartida para la escasísima plantilla, yendo siempre al límite y no pudiendo cumplir los objetivos por falta de personal, afectando a las vacaciones y haciendo horas extras encubiertas. En los centros de trabajo se incumplen las normativas de seguridad y salud, así como la manipulación de productos que son peligrosos para la salud de los trabajador@s Todos estos son respaldados por supervisores que su opinión puede ser subjetiva y no siempre adaptarse a la realidad. Las labores y responsabilidades de los trabajadores eventuales no se corresponden con la categoría profesional por la que son contratados, llegando a desempeñar tareas y operaciones para las que “técnicamente” no estarían capacitados para su desempeño. Los períodos de actividad y reposo de los contratos temporales (540 días de actividad y 180 días de paro) se encadenan contrato tras contrato. Agotan y repiten la fórmula con todos los trabajadores eventuales contratados. Al dar continuidad a esta...

Sorpresa! La OCDE constata la degradación del empleo en España Ene06

Sorpresa! La OCDE constata la degradación del empleo en España...

Sorpresa! La OCDE constata la degradación del empleo en España El informe lo ha realizado el servicio de estudios de la Caixa a partir de un ‘paper’ de la OCDE. Y su resultado es concluyente. España tiene uno de los mercados laborales más degradados del mundo desarrollado. Sólo comparable al que tienen países como Eslovaquia, Grecia, Hungría, Italia, Polonia, Portugal y Turquía. Pero si la calidad es mala, tampoco la cantidad del empleo es suficiente. España es, junto a Grecia, uno de los dos países con mayor nivel de paro dentro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). El documento de la Caixa parte de una premisa: ¿Cómo medir la calidad del empleo? Y para ello utiliza la metodología de la OCDE, que, ha propuesto un marco conceptual a partir de tres componentes: losingresos (ajustados por la desigualdad de su distribución), la estabilidad laboral -es decir, las probabilidades de ser despedido- y el ambiente de trabajo, medido como la presión que sufre el empleado por un exceso de peticiones o con recursos insuficientes para desarrollar sus tareas. Pues bien, según esos baremos, la calidad del empleo en España se sitúa “entre las más bajas de los países de la OCDE”, sostiene el informe. En concreto, el mercado laboral se encuentra entre los 10 países con peores indicadores en dos de los tres factores. En el otro extremo como aseguran los economistas de la Caixa, se encuentran países como Noruega, Suiza o Dinamarca, este último generalmente usado como “paradigma” de un mercado laboral eficiente. Los economistas de la Caixa culpan en buena medida a la crisis de la degradación del mercado de trabajo en España. Según la OCDE, entre 2007 y 2013 España empeoró de forma intensa en el componente de estabilidad...