POR LA REMUNICIPALIZACIÓN DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS...

POR LA REMUNICIPALIZACIÓN DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS   BLOQUE COMBATIVO Y DE CLASE   Los trabajadores y trabajadoras no debemos olvidar que los servicios públicos y universales son una forma de salario indirecto que hemos conseguido arrancar a la oligarquía con un gran esfuerzo y luchas, debiendo ser considerados derechos sociales básicos  para todas las personas. Sin la presión del movimiento obrero y los movimientos sociales,  hoy, aquí, no habría ni educación básica gratuita, ni sistema de salud alguno, como ocurre en otros lugares del planeta. Tampoco, por supuesto, el más mínimo equipamiento social en las barriadas de la clase trabajadora, precaria y empobrecida.​ Sin embargo, en los últimos tiempos, los capitalistas, en alianza con los políticos fieles seguidores de las llamadas doctrinas neoliberales, han procedido a la privatización de muchos de estos servicios y su mercantilización.  Hay que señalar a los manifiestos culpables: al PP y al PSOE, así como a las directivas de la Unión Europea (Bolkestein), el Acuerdo General de Servicios (AGCS) y las políticas del FMI y el BCE recordando que los Acuerdos sobre Tratados de Comercio (TTIP por ejemplo) persiguen los mismos objetivos. Lo hacen porque  los capitalistas y los políticos que les representan, consideran que la Sanidad, la Educación, y cualquier otro servicio esencial, son un mercado de cientos de miles de millones, del cual quieren obtener beneficios particulares, a costa de “expropiar y espoliar” los recursos públicos con las consecuencias tan nefastas que estamos soportando la mayoría de la sociedad.   Esta mercantilización de los servicios públicos, ha conllevado y conlleva un empeoramiento serio y grave de las condiciones de vida de la mayoría de la sociedad: negación de la salud universal y gratuita con el incremento de muertes y pérdida de salud; expulsión de miles de jóvenes del sistema educativo por falta de recursos económicos; cientos de miles de personas dependientes, sin ser cuidadas; abandono criminal de quien más lo necesita; aumento de la pobreza energética, ciudades sucias y contaminadas, etc. En estas circunstancias, las victorias electorales de iniciativas que dicen querer defender los intereses de la mayoría de la población, ponen sobre la mesa la cuestión de quién tiene que gestionar los servicios públicos municipales: las contratas y subcontratas fundadas por los amiguetes de los políticos corruptos o la propia ciudadanía y los trabajadores y trabajadoras. En estos momentos, se viene estimando que el volumen de los servicios públicos municipales privatizados, en el Estado Español, se encuentra en torno a los 17.400 millones de euros, con unas oportunidades de crecimiento  de 19.600 millones  más. Hay estudios solventes que indican que estos servicios privatizados tienen un sobrecoste que va del 22 % a más del 90 %, con encarecimientos medios, según el propio Tribunal de Cuentas del 27 % en recogida de basuras, al 71 % en limpieza.   Este sobre-coste, además todos y todas lo estamos viendo, conlleva añadida una prestación del servicio de menor calidad (las relaciones salariales se rigen por el menor coste de mano de obra y unas plantillas escasas) a la vez que no se hacen inversiones necesarias en los servicios, con excepción del segmento de los ricos. Finalmente, las repercusiones de las políticas privatizadoras redundan sobre la clase trabajadora que tiene que mantener a verdaderos parásitos con más trabajo y menos sueldo; así como lo que significa de debilitamiento como clase al individualizar los problemas y aislar a trabajadoras y trabajadores. ​ Los servicios públicos municipales privatizados son caros, de ínfima calidad, se van degradando con el tiempo, y al final, hay que rescatarlos con el dinero de todos. Un gran negocio para la clase dirigente, para la gran patronal. Es por eso que las organizaciones del Bloque Combativo y de Clase vamos a seguir luchando por la remunicipalización de los servicios públicos privatizados, bajo el más amplio control de los trabajador@s, con una firme defensa del empleo y de las necesidades básicas de las clases populares. ​Quienes prometen en las campañas electorales tienen ahora que verse obligados a cumplir, bajo la presión de las movilizaciones...

Defender la Tierra no es delito. Absolución 8 de Yesa....

ARTIEDA Y LOS 8 DE YESA SON UN EJEMPLO DE DIGNIDAD. LAS MARCHAS ESTAMOS CON ELL@S. Publicado en blog de Las Marchas de la Dignidad Aragón Las Marchas de la Dignidad Aragón nos solidarizamos con los 8 de Yesa, compañeras y compañeros de luchas frente a los poderes y oscuros intereses que pretenden seguir ahogando al Pirineo con el recrecimiento de Yesa. Una obra destinada a favorecer el lucro de unos pocos mientras que a los habitantes de los pueblos afectados se les pide que se conformen con el expolio que supone que les roben sus mejores tierras apoyándose en una ley franquista, la de Expropiación Forzosa de 1954. Contra la expropiación forzosa y en defensa de sus tierras se concentraron pacíficamente los habitantes de Artieda el 10 de octubre de 2012. Era el cuarto intento de la Confederación Hidrográfica del Ebro, CHE, de proceder a esa expropiación . La acción de las gentes de Artieda  no tenían más objetivo que intentar evitar esas expropiaciones injustas que les arrebataban su tierra, ese lugar en el que desde hace años ellos y sus familias viven y trabajan. La defensa de su terruño fue contestada desde la Delegación del Gobierno en Aragón con una de las peores cargas de la Guardia Civil de las que se tienen memoria en Aragón. Ni en las épocas más oscuras de la dictadura se había cargado de esa manera contra los habitantes de un pueblo que pacíficamente defendían sus casas. Y se hizo con un desprecio total hacia los presentes, entre los que habían ancianos y niños. El despliegue desmedido de la Guardia Civil acabó ese día en una brutal represión en la que se vivieron escenas de terror, sus habitantes fueron salvaje e indiscriminadamente golpeados mientras estaban sentados pacíficamente en el suelo, todos hemos visto los vídeos y fotografías que se tomaron y que atestiguan la dureza de las cargas. Nos sentimos muy cerca de nuestras y nuestros compañeros de Artieda y especialmente de los 8 de Yesa. Las Marchas de la Dignidad conocemos los instrumentos que utiliza el/los gobiernos para intentar silenciar las protestas, también hemos sufrido represiones y detenciones, en 2014 en Madrid y solo hace poco más de un mes en Bruselas. La Ley Mordaza es una maquinaria que no se detiene, y tras las violentas cargas y las detenciones, el sistema judicial español los imputa y acusa por defender su pueblo, su forma de vida y su identidad frente al expolio, frente a esos oscuros intereses económicos que se esconden tras obras como el recrecimiento de Yesa.  La fiscalía  les pide un total de 36 años y 300 días de cárcel, así como indemnizaciones que alcanzan los 22.020 euros. ¡Que caro resulta en este país defender el pedazo de tierra en el que nacemos! Las Marchas de la Dignidad nos solidarizamos con nuestras y nuestros compañeros, con los 8 de Yesa, estamos a su lado, codo con codo en su justa lucha y por eso exigimos que se retiren los cargos que recaen sobre ellos. ¡NO MÁS REPRESIÓN!  ARTIEDA Y LOS 8 DE YESA SON UN EJEMPLO DE DIGNIDAD. LAS MARCHAS ESTAMOS CON...

Ni las Marchas de Madrid ni el Tribunal Permanente de los Pueblos suscriben el Manifiesto de “No en nuestro nombre”...

Ni las Marchas de Madrid ni el Tribunal Permanente de los Pueblos suscriben el Manifiesto de “No en nuestro nombre”   Argumentan que el Manifiesto, en ningún momento señala al imperialismo euro-estadounidense-israelí como responsable, ni a las dictaduras del Golfo, ni habla de la OTAN…   MANIFIESTO de NO EN NUESTRO NOMBRE Los brutales atentados perpetrados en París el pasado 13 de noviembre buscaban instaurar un clima y un régimen de terror entre la población, levantando muros de sospecha y odio entre vecinos, quebrando la vida en comunidad e instaurando la política del miedo en nuestro día a día. Si la respuesta a la barbarie pasa por suspender derechos, recortar libertades y encerrarnos en casa, la victoria del terrorismo será total. Si al dolor por las víctimas inocentes se responde provocando más dolor a otras también inocentes, la espiral será imparable. Si buscamos culpables entre nuestros vecinos y vecinas por el simple hecho de vestir o pensar diferente, si criminalizamos a quienes huyen precisamente de ese mismo horror, estaremos contribuyendo a apuntalar los mismos muros que el fanatismo quiere crear. No podemos permitirlo. El fanatismo terrorista del Daesh (ISIS) es funcional y retroalimenta al fanatismo racista europeo, mientras nuestros Gobiernos practican recortes de derechos sociales y libertades fundamentales, xenofobia institucional y bombardeos indiscriminados, que se han demostrado ineficaces. Nos negamos a participar en el falso mercadeo entre derechos y seguridad. Aquí, en París, en Iraq o en Siria, son los pueblos los que ponen las muertes mientras unos y otros trafican con influencias, armas e intereses geoestratégicos. El odio fanático de unos no puede esgrimirse como justificación para nuevos odios. Nos negamos a ser rehenes del odio, el terror y la intolerancia, eso sería claudicar ante el terrorismo. Las y los abajo firmantes creemos que la democracia, los Derechos Humanos y la aspiración a una paz con justicia no son un camino ni una moneda de cambio para nada, sino que constituyen en sí mismos el camino y el horizonte, además de la mejor respuesta contra quienes quieren acabar con ellos. Por eso nos oponemos drásticamente a cualquier respuesta al odio que implique más odio, más intolerancia, más muertes de inocentes y menos derechos y libertades. Desde el convencimiento de que en estos momentos la ciudadanía no solo no puede esconderse, sino que debe ser protagonista y liderar la respuesta contra el terror, nos convocamos el sábado 28 de noviembre a las 12:00 en la plaza del Museo Reina Sofía para mostrar nuestra repulsa a los ataques terroristas de París y Líbano, nuestra repulsa a los bombardeos contra la población civil siria, nuestra repulsa a recortes democráticos como ineficaces garantías de seguridad y nuestra repulsa a la política exterior belicista iniciada por el Bush-Blair-Aznar. Invitamos al resto de municipios a sumarse a esta iniciativa impulsando convocatorias ciudadanas similares. Contra el terrorismo, contra la islamofobia y contra sus guerras. Ni los recortes de libertades ni los bombardeos nos traerán la seguridad y la paz. NO en nuestro nombre.   En las Marchas de Madrid se leerá este texto:   EL TERRORISMO ES EL IMPERIALISMO   Las Marchas de la Dignidad han señalado desde el primer momento a la UE como el instrumento político del capital para imponer contrarreformas laborales salvajes, recortes y privatizaciones de pensiones y servicios públicos, usando como chantaje el pago de una Deuda que ellos mismos han generado. Hoy vemos que, con el pretexto de la lucha contra el terrorismo, abandonan sus sagrados objetivos de déficit para disparar el gasto público en “defensa” y “seguridad” (a mayor gloria de las multinacionales del armamento) y, de paso, acabar con las pocas libertades que nos quedaban. Ahora sabemos que esas condiciones de máxima pobreza y precariedad en los suburbios europeos, sumadas a la humillación y al racismo, constituyen también el caldo de cultivo del que surgen los jóvenes yihadistas. Es una juventudd desesperada que busca en la venganza una identidad...

NO A LAS GUERRAS IMPERIALISTAS. MARCHAS DE LA DIGNIDAD ARAGÓN 22M...

¡NO A LA GUERRA! NO A LAS GUERRAS IMPERIALISTAS Publicado en el blog de Las Marchas de la Dignidad 22M     Nadie duda de que los atentados de Paris con el consiguiente resultado de dolor y muerte, extiende dolorosamente la barbarie en el mundo. Este atentado al corazon de Europa, forma parte de la barbarie que los estados de la Unión Europea junto a Estados Unidos, Israel y sus gobiernos criminales llevan perpetrando desde hace años a los pueblos de Oriente Medio y Afganistán.     Los grandes poderes y sus medios de comunicación se afanan en ocultarnos esta verdad, mostrando los escenarios de la masacre, pero sin decir quienes son los causante de esta gravísima situación. Aunque lo intenten ocultar o disfrazar son los mismos que aniquilaron al pueblo de IRAQ, junto con EEUU, REINO UNIDO y ESPAÑA, los mismos que con Aznar estaban en la foto de las Azores. Denunciamos esta guerra y todas las guerras que son impulsadas para el saqueo y la destrucción.  Son parte de esa otra guerra que se abate sobre la clase obrera y amplísimos sectores de la sociedad. Tambien denunciamos la escalada armamentística y belica sin precedentes desde la segunda guerra mundial, que no hara mas que aumentar de la mano de la crisis capitalista la lucha feroz por el control de las materias primas.     Los que estuvimos en las calles contra la guerra de Iraq y por los atentados de Atocha tenemos que decir BASTA a esta escalada criminal, no hay muertos que valgan  mas que otros, todos son muertos del pueblo trabajador y por lo tanto nuestros muertos. Porque es una repetición de la mentira y de la hipocresía.     En Iraq se arrojaron 85.500 toneladas de bombas, equivalentes a casi 8 bombas como las que se arrojaron sobre Hiroshima y donde se destrozaron todas las extructuras necesarias para la vida de la población civil.     Se repite el mismo guión después de la matanza de Paris: ataques indiscriminados a la población civil de países donde lo que se ambiciona son sus grandes recursos petrolíferos y de gas, al mismo tiempo que se busca la aplicación de medidas de excepción anulando las libertades publicas. Que casualidad que el presidente Hollande suspenda los mecanismos de control del déficit al mismo tiempo que aumenta en Seguridad y Defensa y aprueba una reforma constitucional para la suspensión de garantías y libertades publicas. Nuestro NO a la guerra es un SÍ a la libertad y a la soberanía de los pueblos.   Desde las Marchas de la Dignidad llamamos a denunciar estos hechos y a organizar junto al resto de Movimientos Sociales la resistencia y la movilización.   Blog http://marchasporladignidadaragon.wordpress.com/ Facebook https://www.facebook.com/marchaporladignidadaragon Twitter...

Marchas de la Dignidad. 22-Octubre Volvemos a las calles: No al pago de la deuda Pan, Trabajo, Techo y Dignidad....

22-Octubre Volvemos a las calles:  No al pago de la deuda, Pan, Trabajo, Techo y Dignidad.                                 El 22 de Octubre Volvemos a las calles: No al pago de la deuda, Pan, Trabajo, Techo y Dignidad.     Las Marchas de la dignidad vuelven a las calles para demostrar la fuerza del pueblo frente al poder económico. Organizando diversas movilizaciones y acciones por todo el estado para visualizar el robo de las conquistas sociales de las clases populares. Para las Marchas de la Dignidad la movilización es la acción de unidad popular más enérgica para la transformación política y social. Después de las últimas movilizaciones toca volver a salir a las calles. Nada ha cambiado. Las consecuencias de la crisis se siguen agudizando con las políticas de recortes impuestas por la troika contra la mayoría social trabajadora. La propaganda con el mensaje de una sociedad idílica que propaga el Partido Popular y los poderes económicos y mediáticos que lo apoyan, defensores de este régimen monárquico, no se corresponden para nada con nuestra realidad diaria. Nos dejan sin trabajo, sin casa, sin sanidad, sin pensiones, sin educación, sin estudios, sin futuro y sin vida. Mientras tanto se regalan cientos de miles de millones a la banca transformándola en deuda pública que pagamos las trabajadoras. La reforma del artículo 135 de la constitución, que prioriza el pago de la deuda a los especuladores al bienestar y los derechos de la mayoría social, hipoteca la soberanía popular a los dictados de la UE, del BCE y el FMI. Quieren pagar su deuda a costa de nuestros servicios públicos, nuestros derechos y nuestro empobrecimiento. La descomposición del régimen del 78 y su constitución que no reconoce los derechos de las personas, los pueblos y naciones del estado, es hoy un papel mojado en cuanto a derechos y las libertades. Pretenden condenarnos. La única salida que nos proporcionan es seguir manteniendo los beneficios de los mismos que nos han llevado a este estado de excepción social en detrimento de las clases populares, cerrando empresas, dejando a sus trabajadores en la calle, adueñándose de nuestras viviendas y reduciendo nuestras pensiones. Las tasas de paro alcanzan niveles escandalosos de más del 24% haciéndose más patentes en las mujeres (la brecha salarial alcanza el 24%) y la juventud (más del 50%). Cerca de tres millones de personas carecen de ingresos afectando a más de medio millón de hogares. La figura del trabajador pobre es ya hoy una realidad a través de la precariedad laboral. Nadie tiene por qué aceptar condiciones laborales de precariedad y esclavitud. Es necesario que se reconozca el derecho a la subsistencia proclamado en la Declaración Universal de los DDHH, por medio de un ingreso básico garantizado. La vivienda ha sido uno de los principales bienes de extracción de renta de los y las trabajadoras. Se convierte una necesidad básica en un bien para mercadear y especular. La solución al problema no pasa por la propiedad y el mercadeo si no por una iniciativa pública, democrática y al servicio del pueblo. Ante ello y como respuesta a la movilización social contra estas criminales políticas, el gobierno aumenta la represión contra el pueblo. Las distintas leyes de represión tienen por objeto recortar los derechos y libertades. Pretenden silenciar la voz de los pueblos que sufren y a los que empobrecen como medio para la dominación y explotación. Las intervenciones de la OTAN en distintos puntos del mundo son las responsables del drama de los refugiados. Generando guerras imperialistas y haciéndonos cómplices de las masacres a otros pueblos. Las soluciones al fenómeno migratorio que se están produciendo son estrictamente represivas, policiales y violan los derechos humanos fundamentales de las personas. ¿Hasta cuándo vamos a seguir aguantando?, es hora de retomar las calles, ponerse en pie y decir basta, solo la organización, la participación y la lucha podrán abrirnos las puertas de un mañana mejor. Exigimos: No...