DONDE SE DIRIGEN LAS MIRADAS...

DONDE SE DIRIGEN LAS MIRADAS Alfonso “Alfon” Fernández Ortega Somos muchos y muchas los que acudimos con gran indignación al tratamiento mediático que le está dando al último episodio que la barbarie salafista ha protagonizado dentro de nuestras fronteras. Nos repugna ser testigos una vez más de la hipocresía y el cinismo con el que procede el imperialismo, pues mientras que la guerra global que desataron sus fuerzas llega a nuestros hogares, sus diferentes mamporreros y profesionales de la manipulación, siervos del capital y de los monopolios, llevan a cabo una estrategia mediática que trata de dirigir a la opinión pública hacia debates absurdos – como el que se está dando acerca de los bolardos–, que esconde las miserias de un pacto antiterrorista que en ningún momento ha planteado el conflicto desde la raíz y que está siendo utilizado para justificar el refuerzo del aparato represivo del Estado y el recorte de libertades civiles, y que se esfuerza en crear un sentimentalismo acrítico en la ciudadanía, usando el dolor y la tristeza para construir una especie de narración dramática de los acontecimientos que despierte las pasiones y los sentimientos más desgarradores en unos espectadores que no necesitan saber más allá de ese relato narrado de forma conjunta y coordinada por todos los medios de masas, pues dicho relato dispone de todos los elementos necesarios para satisfacer las conciencias de nuestras sociedades: un grupo de villanos liberados por un ser siniestro, víctimas civiles e inocentes, un o unos héroes vencedores y una elite salvadora en la que confiar y a la que estar agradecidos. Pero hay quien intentamos ver mucho más allá de ese relato y profundizar en lo ocurrido, y cuando comienzas a realizar las preguntas oportunas: ¿quiénes son los responsables?, ¿Dónde se encuentra...

El próximo congreso de LAB: desarme ideológico de la clase obrera...

El próximo congreso de LAB: desarme ideológico de la clase obrera x Sugarra Publicado en La Haine Entre los días 25 y 26 de mayo, se va a celebrar en Gasteiz el 9 Congreso Nacional del sindicato LAB. En él se presentan dos ponencias a debate y para su aprobación Una es la político sindical y la otra, la de organización. Por su importancia, de cara a la orientación general de la actividad del sindicato, nos vamos a centrar en la primera de ellas. 1.- La “neutralidad” del Estado En su caracterización del capitalismo actual, lo define como “hegemónico” y apunta una tesis muy original. Nos dice que “Todo esto (la hegemonía del capitalismo actual) no sería posible sin la alianza estratégica entre el capital y los poderes actuales de los estados. No se han aliado únicamente en las políticas en torno a la crisis, les une la perpetuación del sistema. Han puesto a los estados y todas las políticas públicas al servicio del capital para que el sistema se perpetúe” [Aptdo. 1.1.4. Párrafo.- 18]. Más adelante [Ap. 1.1.4. P.- 19], se afirma que “Los estados se nos muestran como atados de manos cada vez que realizan las políticas que les ordena el poder económico… Son los estados los que han despojado de soberanía al pueblo y la han dejado en manos del capital…” Muy sutilmente y de forma implícita, se nos trata de decir que el Estado tendría un carácter de clase neutropero lo que ocurre es que los capitalistas, muy hábilmente, han logrado atraérselo y que se ponga a su servicio. Lo cual, además de ocultar la naturaleza social del Estado, su carácter de clase, contribuye a reforzar la ideología burguesa y las posiciones reformistas, pues de todo esto se desprende lógicamente que no sería necesario destruir (transformar) el Estado, sino que...

MANUEL MEDINA. Frente a las nuevas imposiciones del FMI… ¿hacer la revolución?...

MANUEL MEDINA. Frente a las nuevas imposiciones del FMI… ¿hacer la revolución?   Publicado en Insurgente   El Fondo Monetario Internacional ha pedido al gobierno de Rajoy que “revise la eficiencia del gasto público en sanidad y educación”, reajuste los impuestos, “profundice” en la reforma laboral y grave los carburantes … Las exigencias de esta institucion financiera, cerebro de la gran Banca internacional, obedece a la lógica racional del sistema capitalista de rentabilizar los capitales prestados y sus astronómicos intereses. Pero ¿responde en la misma medida la lógica de los intereses de los asalariados frente a las leoninas exigencias del FMI? Hay quienes están convencidos de que los gestores de las instituciones y organismos financieros capitalistas son “intrínsecamente perversos” y que, por un extraño placer, desean hacerle el mal a la gente, provocando su miseria y calamidades. Este comprensible punto de vista está construido a partir de los efectos resultantes de las decisiones tomadas a lo largo de los últimos decenios por estas entidades internacionales. Son, pues, reacciones explicables. Desde luego, está fuera de toda duda que las medidas que toman – o“recomiendan” tomar – instituciones tales como el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial arrastran a millones de personas a situaciones estremecedoramente  calamitosas. Pero ello no se debe a que quienes rigen esas entidades posean una enfermiza voluntad de hacer sufrir a la gente, porque su naturaleza   “intrínsecamente perversa” los impele causar daño a la mayor parte de la humanidad. Pero una cosa es el sentimiento y otra muy diferente son los efectos resultantes de sus concepciónes  sobre la sociedad y sobre el mundo. Los altos jerarcas de esas instituciones, vinculados económicamente muchos de ellos con los poderosos intereses empresariales que defienden, obedecen a una implacable lógica del capitalismo actual, donde lo que importa son lasrentabilidades de los capitales invertidoso especulados. Esos son los únicos números que tienen peso y valor a la hora de aplicar una u otra politica económica. El resto son solosensibilidades sin mayor relevancia, que carecen de espacio dentro de los estrechos márgenes del cuadro de cálculos del Sistema. Viene esto a propósito de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha pedido al gobierno de Rajoyque “revise la eficiencia del gasto público en sanidad y educación”, para que el Estado español pueda de esa manerareducir el déficit público y la deuda externa. Llama, igualmente, al Ejecutivo español a que suba el IVA, los impuestos especiales y los gravámenes sobre los carburantes.¿Alguien duda de que el presidente Rajoy y sus ministros económicos cumplirán obedientemente las directivas de la FMI? Pero la aceptación de la “invitación” del FMI no solo la aceptará Rajoy por el caracter ideológicamente ultraconservador de su gobierno. De acuerdo con  lo que ha quedado nitidamente reflejado en los programas electorales del PSOE y de Podemos, también estos la hubieran aceptado  de haber formado parte del Gobierno. El FMI ha instado, asimismo,  a Rajoy a seguir “profundizando” en lareforma laboral. Con objeto de que los empresarios puedan ampararse en una mayor “seguridad jurídica” en materia de despido y pueda lograrse en el marco de la empresa una mayor “flexibilización” de las condiciones de trabajo, esta institución financiera internacional demanda del gabinete ultraconservador una nueva regulación de las relaciones laborales. El glosario del FMI hace, por otra parte, una muy significativa observación anexa: que la mayoría de las empresas españolas son pequeñas y “tienden a ser menos productivas, innovadoras y más orientadas a la exportación que sus socios europeos”. ¿QUÉ ES LO HAY REALMENTE DETRÁS DEL INFORME ULTIMÁTUM DEL FMI? A lo claro, ¿qué es lo que se esconde tras toda esta jerga? En primer lugar, que los gastos en Sanidad y Educación se reduzcan aún más de lo que lo han hecho hasta ahora. En segundo lugar, que aumenten los impuestos sobre los productos que compramos cotidianamente. En tercer lugar, se pide que se incentiven los “contratos indefinidos” pero, eso sí,  acompañados...

Yo no iré a la concentración contra la guerra en Siria...

Yo no iré a la concentración contra la guerra en Siria Por Alejandro Sánchez Moreno Publicado en diario 16. No. No iré. Así de rotundo lo afirmo. Y no es que yo sea mala persona, no crean. Tampoco disfruto con ver como Siria está siendo devastada por la guerra. Ni mucho menos. Desde muy pequeño adquirí la virtud –o la desgracia, según se mire-, de sentir repulsión hacia las injusticias que se cometen a diario en todo el mundo. Pero es que no estoy ciego. Y por eso mismo no voy a acudir a una convocatoria que, lejos de resultar una inocente iniciativa humanitaria, persigue tal vez el objetivo contrario al que dice defender. Llámenme mal pensado, pero llevo muchos años en esto como para confiar de las llamadas “iniciativas ciudadanas”, ya que rara vez son tales, y suelen esconder tras de sí intereses determinados que pese a no firmar los llamamientos, son los verdaderos organizadores de esos eventos. La convocatoria es cuanto menos sospechosa, pues salió a la luz justo cuando  los llamados “rebeldes” sirios tenían más necesidad de una pausa en los combates. Con las fuerzas de Al-Nusra, el Frente Islámico y el Frente de Reconquista asediadas, aquellos que han apoyado siempre a estos grupos, sabían bien que la única solución para ellos era un repliegue estratégico para poder resistir. A buen seguro, por eso mismo llevamos semanas siendo bombardeados por los medios con noticias –muchas de ellas falsas por cierto-, acerca de las maldades que está sufriendo la población civil por culpa de la guerra.  Nos venden una historia extraña, como si Occidente hubiese despertado de repente, compadeciéndose de un pueblo que en realidad lleva ya cinco años sufriendo el mayor drama humanitario de este siglo. Lamentablemente no es así, pues esta súbita solidaridad no es otra cosa que realpolitik, y lo que pasa realmente es que la colaboración rusa ha inclinado la balanza. Al Assad está ganando la guerra, y es eso, y sólo eso, lo único que molesta a algunos. AL ASSAD ESTÁ GANANDO LA GUERRA, Y ES ESO, Y SÓLO ESO, LO ÚNICO QUE MOLESTA A ALGUNOS Estados Unidos y sus aliados no han escatimado esfuerzos en conseguir el alto al fuego, y a la gran campaña mediática contra la guerra que ellos mismos provocaron, han unido un rearmamento sin precedentes a las fuerzas rebeldes, y hasta un intento de resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU que ha sido frenado por Rusia y China. Nada de ello ha servido para detener la conquista de Alepo, una ciudad que ha quedado hecha escombros, y que ha vivido un drama que será difícil de olvidar desde luego. Pero no sólo por lo acontecido ahora. Ya en 2012 la urbe fue sitiada por un año, y la población estuvo a punto de morir de inanición, sin que a nadie en Europa o Estados Unidos se le ocurriera organizar una campaña contra la guerra. Son las cosas que tiene la hipócrita política internacional que -por cierto-, calla miserablemente ante otros conflictos como el de Yemen. Estoy seguro de que Siria saldrá pronto de la guerra, y que las fuerzas integristas que la provocaron acabarán siendo eliminadas. El control férreo que existe en los medios occidentales, tal vez hará que la mayoría de europeos y americanos nunca sepan que es lo que se disputó allí. A lo mejor, sólo recordarán la portada viral de un niño sirio en Alepo, o los tuits de otra niña clamando por el fin de la guerra sin que nadie cuestione cómo una infante de 7 años puede lanzar mensajes en un perfecto inglés para remover conciencias, en una ciudad en la que el acceso a Internet era prácticamente imposible. Quién sabe, a lo mejor en realidad, en unos años nadie recuerde nada. Pero lo que allí sucede todavía no es digno de ser olvidado, pues Siria ha resistido durante cinco años a las fuerzas más bárbaras que ha conocido la historia reciente. En Siria se han cometido crímenes abominables para...

¿Dónde están los sindicatos?

¿Dónde están los sindicatos? La presencia de los sindicatos es cada vez menor. Antes, no hace mucho tiempo, cada vez que había una cita electoral o una crisis política, todo el mundo se preguntaba cuál sería su posición. Hoy esa preocupación existe solo de una manera muy limitada. Pero, ¿dónde están ahora los sindicatos? Ignacio Fernández Toxo (CC.OO.) y Josep María Álvarez (UGT).   La importancia de la posición política de las centrales parece ahora irrelevante. En las últimas semanas, con la enorme crisis que ha sacudido al PSOE, nadie se ha preguntado qué pasaba con UGT, que fue su sindicato hermano. No hay que olvidar la bronca que se montó entre la organización y el Gobierno socialista de Felipe González con motivo de la decisión de entrar en la OTAN. A nadie le ha importado en este momento un ápice lo que pensaran Josep María Álvarez o Ignacio Fernández Toxo sobre la abstención del PSOE a un Gobierno de Mariano Rajoy. En Madrid hay cientos de miles de afiliados a las dos grandes centrales sindicales. Y no ha habido ningún acto político en relación con el PSOE, que es ya la única referencia de estos sindicatos. Las organizaciones de la clase trabajadora van a tener que lidiar con problemas de una envergadura enorme en la nueva legislatura, como la reforma laboral, y el recorte de 5.500 millones que Bruselas reclama con urgencia al Gobierno. Otro dato a destacar, en relación al actual papel de los sindicatos, es que las movilizaciones del 1 de mayo han ido perdiendo influencia social y políticaconforme han visto caer las cifras de participación. Para no pocos trabajadores esta fecha se ha convertido en un mero día sin trabajo, y las manifestaciones son tan sólo rituales anuales en los que los sindicatos sacan a la calle a sus afiliados. Pérdida de influencia de los sindicatos Todo ello se enmarca también en la progresiva disminución de participación sindical y de valoración de los sindicatos por parte de los ciudadanos. A la luz de los datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), la nota que los españoles ponen a los sindicatos ha caído en diez años del 4,5 al 2,6. Aunque siguen por delante de los partidos políticos, las organizaciones de trabajadores suspenden claramente en valoración ciudadana. Hace unos años, el CIS constató que el 83% de los españoles no han participado jamás en un sindicato, y sólo un 3,4% declaró participar activamente en la lucha obrera. Las encuestas incluso preguntaron “¿Por qué se alejan los españoles del sindicalismo?”, y la respuesta más elegida fue “porque no sirve de nada”. A estas cifras se añaden las de pérdidas de afiliados. De acuerdo con los datos recientemente recopilados por el diario Expansión, entre 2009 y 2015 los sindicatos vieron caer sus miembros en 584.788 socios: Comisiones Obreras pasó de 1.203.307 registrados en 2009 a los 909.052 apuntados a cierre de 2015, mientras que UGT cerró el año pasado con 928.846 frente a los 1.205.463 que tenía seis años antes. Los sindicatos achacan este descenso a la crisis: muchos trabajadores no pueden seguir pagando las cuotas, y además el aumento del paro y la caída del número de personas con empleo tienen una gran incidencia en las cifras menguantes. El golpe de los escándalos de corrupción Pero no se pueden obviar los casos de corrupción que en los últimos años han afectado a las grandes centrales. Los más graves han sido el de los ERE fraudulentos de Andalucía y el de los cursos de formación en la misma comunidad -el dinero para parados se desviaba, presuntamente, al sindicato. A ellos hay que sumar la participación de miembros de UGT y CCOO en los consejos de administración de cajas quebradas como Caja Madrid -con tarjetas black de por medio- y la dimisión del líder de UGT en Asturias, José Ángel Fernández Villa, que había regularizado con la amnistía fiscal de Montoro 1,4 millones de euros que había ocultado a Hacienda. Gastos injustificables,...

Intersindical de Aragón. LA UNIDAD EN LA LUCHA DE LA CLASE OBRERA Y EL PUEBLO, ES EL UNICO CAMINO...

LA UNIDAD EN LA LUCHA DE LA CLASE OBRERA Y EL PUEBLO, ES EL UNICO CAMINO     Duele y es difícil entender, que con la situación actual a la hemos llegado, no estemos en condiciones de dar una respuesta contundente a nuestro enemigo de clase, la patronal, la banca y las grandes corporaciones. La precariedad, el abandono, la perdida continuada de derechos, la represión en aumento. Más de dos millones de personas que no cobran nada, bajada continua de los salarios, desaparición de la negociación colectiva. La paulatina desaparición del fondo de pensiones y las nuevas medidas de Bruselas al nuevo gobierno que salga es un panorama desolador, con unos sindicatos paralizados y que desde hace años son elementos imprescindibles en la estabilidad del sistema. Estamos perdiendo los derechos conquistados por la lucha del potente movimiento obrero de los 60,70 y 80,donde cientos de miles de trabajadores y trabajadoras, a golpe de huelgas y movilizaciones consiguieron los derechos que teníamos. Por otro lado, la situación del sindicalismo más combativo es preocupante, dividido, sectarizado y otra parte importante muy influido por la vía electoral. Las nuevas medidas que la UE pretende imponer, bajo el chantaje del pago de la deuda son muy duras y dejaran pequeñas a las anteriores. Desde la Intersindical de Aragón (IA), hacemos un llamamiento a la unidad de los sindicatos de clase más combativos en torno a lo que nos une, que en estos momentos deberían ser la oposición a todos los recortes y la represión. A crear un frente obrero y popular que organice una respuesta, junto a la clase obrera de los distintos pueblos del Estado, potenciando la solidaridad de clase e internacionalista. Si no lo hacemos nos derrotaran nuevamente dejaremos a la clase obrera en manos del fascismo. No hay otra salida que la unidad del movimiento sindical de clase, esté donde esté, desde la fábrica, desde el barrio, instando a los distintos sindicatos al acuerdo, sea anarquista, comunista o independentista, todos con un enemigo común, el sistema capitalista, todo un entramado a su servicio, la policía, los jueces, medios de comunicación, los grandes sindicatos para frenar y un gran teatro electoral para entretenernos. No debemos creernos los cantos de sirena, la socialdemocracia que dice pero que no hace, siempre se pone de acuerdo con toda la derecha en las cosas importantes, golpe de estado con el artículo 135 de la constitución para obligarnos a pagar de por vida su deuda privada, la de los bancos, la pertenencia a la organización criminal OTAN, para sacar adelante las reformas laborales, la ley mordaza etc. La situación de nuestra clase es de absoluta precariedad, con nuestros hijos parados y sin futuro ni laboral ni personal, con ya más de dos millones de personas que no cobran nada, horarios ya normalizados de de 10 y 12 horas, despidos arbitrarios, convenios de mierda… La desaparición paulatina del fondo de pensiones y las nuevas medidas de la UE, hacen vaticinar que nuestra situación va a empeorar mucho más. No hay otra salida que la unidad del movimiento sindical de clase y más combativo, sea anarquista, comunista o independentista, todos tenemos un enemigo común. No podremos defendernos de esta agresión sin la lucha y no habrá lucha organizada sino hay unidad. La clase obrera de Francia nos ha dado una lección, como ya lo hizo la griega, donde más de 8 sindicatos y docenas de organizaciones populares han convocado juntos contra la reforma laboral del gobierno socialdemócrata, deben de ser un ejemplo para nosotros. Intersindical de Aragón creemos que no hay excusa política para trabajar en ese sentido, y que genere las condiciones para que en el otoño haya una respuesta organizada de la clase obrera y el resto de organizaciones populares.     INTERSINDICAL DE ARAGON (IA) C/ Rebolería nº 7  local izq. 50002 – Zaragoza intersindicalaragon@yahoo.es www.intersindicalaragon.org Teléfono: 976 079 172...