Charla coloquio 10 de Mayo en Huesca. Contra la represión a ” Lxs 3 del Sunset Boulevard y una que pasaba por allí”

Charla coloquio 10 de Mayo en Huesca. Contra la represión de ” Lxs 3 del

Sunset Boulevard y una que pasaba por allí”

 

 

La Asamblea Obrera de Monzón apoya a los trabajadores represaliados representados por CNT y por tanto estaremos con las acciones que este sindicato CNT,  lleven a cabo en defensa de los trabajadores.

SOLIDARIDAD

UNIFIQUEMOS TODAS LAS LUCHAS CONTRA LA PRECARIEDAD.

 

Desde Intersindical de Aragón expresamos nuestra solidaridad con la justa lucha que estáis llevando a cabo, con las personas represaliadas, familiares, amigos y con el sindicato de Oficios varios de CNT Huesca. Nos ponemos a total disposición de todas las acciones, difusión y lo que creáis conveniente, para enfrentarnos a la total injusticia que se está llevando contra los represaliados.

¡¡ QUE VIVA LA LUCHA DE LA CLASE OBRERA!!

 

INTERSINDICAL DE ARAGON (IA)

C/ Rebolería nº 7  local izq.

          50002 – Zaragoza

   intersindicalaragon@yahoo.es

   www.intersindicalaragon.org

     Teléfono: 976 079 172

 

 

SOLIDARIDAD CON LXS 3 DEL SUNSET… Y UNA QUE PASABA POR ALLÍ
Manifiesto
El sector hostelero es un nido de precariedad.
El proceso productivo que se da en un bar/restaurante, altamente rentable, hace que el mundo desarrollado esté plagado de este tipo de establecimientos.
En una ciudad como Huesca, las aparentemente pocas alternativas de ocio nos abocan a jóvenes y mayores a meternos en los bares como única forma de socialización, lo que convierte a este negocio en algo todavía más prolífico.
La inmensa mayoría de empresarios hosteleros, a los que alimentamos día tras día con nuestra sumisión en el puesto de trabajo y con nuestro consumo indiscriminado, se pasa la legislación laboral por el forro de forma escandalosa. Lxs trabajadorxs estamos desmoralizadxs y aisladxs, y nos pasamos el día esperando a que se acabe la jornada para
dejar de pensar en nuestro curro; probablemente, iremos a ahogar las penas a un establecimiento
hostelero donde nos atenderán personas que viven una realidad idéntica a la nuestra.
Eso sí, como clientes no queremos que nos maten la cabeza: al bar vamos a desconectar, no a preocuparnos por los
derechos laborales. Y si el servicio no funciona bien y nuestra cerveza tarda demasiado en salir,
reprenderemos al camarero pero no molestaremos a su jefe, que está comiendo con sus amigxs en la
mesa de al lado completamente ajeno a la miseria que provoca con su avaricia ilimitada.
Pero no todo está perdido. Siempre ha habido, hay y habrá gente que con su lucha inspira otras
luchas y dota de sentido a las aspiraciones de cualquier persona que se sienta explotada.
Sabemos que revertir nuestra realidad cotidiana implica esfuerzo y valentía, más aún cuando el caldo de cultivo es el
que acabamos de describir, pero ante la adversidad no tenemos muchas opciones: aguantar el
chaparrón y ver cómo se van por el retrete nuestro valioso tiempo y nuestros derechos presentes y
futuros; marcharnos con la cabeza baja cruzando los dedos para que el siguiente curro no sea peor; o
asesorarnos y llevar a cabo nuestra estrategia para dignificar nuestro trabajo y nuestra vida.
En abril del 2014, dos trabajadorxs del bar Sunset Boulevard se decantaron por la tercera
opción: luchar. Formaron una sección sindical de CNT para comunicar a la empresa que querían que
sus condiciones laborales se ajustaran a lo que determina el convenio en materia de cotización, salario,
horarios, etc.
Escasos días después de crear dicha sección sindical y mantener una reunión con la
empresa para trasladarle estas reivindicaciones, a la trabajadora le hicieron un despido disciplinario,
acusándole de haber robado dinero de la caja, y al trabajador no le renovaron. Se interpuso una
denuncia en Inspección de Trabajo y se demandó a la empresa por vulneración del derecho
fundamental a la libertad sindical, pidiendo que los despidos fueran declarados nulos. Se impugnó
también la temporalidad de uno de los contratos.
En el correspondiente juicio, celebrado a finales de 2014, lxs demandantes no pudieron probar suficientemente las malas prácticas empresariales que alegaban y únicamente se reconoció la improcedencia del despido disciplinario.
Paralelamente al cauce jurídico que siguió este conflicto, se desarrolló una campaña de difusión
de la situación que se había vivido en el Sunset Boulevard. En lo que entendemos como legítimo
ejercicio del derecho a la libertad de expresión y a la promoción de un conflicto laboral, estxs
trabajadorxs, el sindicato CNT Huesca y demás personas solidarias llevamos a cabo una serie de
acciones tales como piquetes y charlas informativas, reparto de octavillas o elaboración de carteles y
pegatinas. Acciones todas ellas pacíficas, respetuosas en todo momento con la plantilla del Sunset
Boulevard y con la clientela, y dirigidas a informar a la ciudadanía de lo que consideramos una
flagrante injusticia con una trascendencia que va mucho más allá de este caso concreto.
Acciones que, por otra parte, son herramientas típicamente utilizadas por lxs trabajadorxs para repeler abusos de los
que solemos ser víctimas en nuestros puestos de trabajo, debido a una correlación de fuerzas que
siempre nos es desfavorable por diversas circunstancias (convenios ya de por sí precarios, miedo a ser
despedidxs, falta de información, etc.).
Actualmente, pesan sobre las espaldas de lxs dos extrabajadorxs del Sunset Boulevard y de otra
persona participante en las acciones solidarias (que leía un comunicado por un megáfono cuando vino
la policía a identificarle) sendas acusaciones por delitos de amenazas, injurias, calumnias, coacciones y
desórdenes públicos.
Las mismas acusaciones se le hacen a la cuarta persona implicada, de ahí el título de la campaña, que cometió el “error fatal” de pasar por delante del bar en el momento en que se desarrollaba una acción informativa en su puerta, pararse a grabar con el teléfono (totalmente ajena a la acción) y ser por ello identificada por la policía.
La acusación particular pide 6 años de cárcel para cada una de estas cuatro personas, y 35.000 euros de indemnización por los perjuicios morales y económicos causados. El sindicato CNT aparece como responsable civil subsidiario.
El Ministerio Fiscal, por su parte, pide 2 años de prisión para cada unx de ellxs.
Desde CNT Huesca y el grupo de apoyo a lxs cuatro acusadxs, manifestamos que estas acusaciones nos parecen totalmente desproporcionadas, aparte de un ataque directo al sindicato CNT y, de manera indirecta, a cualquier persona que quiera mejorar legítimamente sus condiciones de trabajo o decida apoyar a quien lo hace.
El apoyo mutuo y la implicación activa son el eje vertebrador del sindicalismo de CNT, al igual que el de muchos otros colectivos que utilizan la solidaridad y la unión para revertir las innumerables situaciones de injusticia que se dan en nuestro día a día. No posicionarse apoyando a estas cuatro personas es, de alguna manera,
permitir que las vías de actuación basadas en el apoyo mutuo, en que lxs débiles somos más fuertes, sean cada vez más marginales e imposibles.
Pedimos:
La absolución de las cuatro personas acusadas por la empresa Sunset Boulevard de todos los cargos penales e indemnizatorios, así como del sindicato CNT como responsable civil.
La solidaridad activa de la ciudadanía, a través de la participación en las diversas acciones de difusión y autogestión que se están organizando en torno al caso Sunset Boulevard.
Habilitamos asimismo un número de cuenta* para quien quiera solidarizarse aportando dinero para sufragar costas y sanciones que puedan devenirse.
Adhesiones de colectivos a este manifiesto como muestra de apoyo.

Si nos tocan a unx, respondemos todxs. Contra la represión, solidaridad y

apoyo mutuo.

*NÚMERO DE CUENTA PARA APORTACIONES: ES53 3191 0304 1745 6900
Asunto: “Solidaridad Sunset Boulevard”
Sindicato de Oficios Varios de CNT Huesca
Grupo de apoyo a Lxs 3 del Sunset… y una que pasaba por allí