BRASIL. La huelga general contra la reforma laboral de Temer ya tiene fecha: 5 de diciembre

BRASIL. La huelga general contra la reforma laboral de Temer ya tiene fecha: 5 de diciembre

Ya está convocada por la centrales sindicales y los movimientos sociales del país. Será el próximo 5 de diciembre cuando la nueva huelga general se celebre en protesta contra la reforma del sistema de pensiones y jubilaciones impulsada por el gobierno de facto de Michel Temer.

El paro nacional tendrá como principales puntos la defensa de la Seguridad Social y la lucha contra la reforma que el gobierno golpista de Temer viene tratando de aprobar. La propuesta de desmonte de la Previdencia debe ser votada en la Cámara de Diputados el 6 de diciembre, en una nueva versión de la Propuesta de Enmienda Constitucional (PEC).

Desde la coordinación nacional del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST), Gilmar Mauro explicó que los movimientos campesinos se movilizarán contra un retroceso más para las y los trabajadores brasileños.

“El MST junto a otros movimientos sociales de la zona rural bloqueará vías, carreteras y participará de las manifestaciones en las capitales. Esperamos que la huelga impacte de modo decisivo en el Congreso de Brasil, para intentar impedir que la propuesta siga adelante pues representa otra derrota para el pueblo brasileño. El gobierno de facto está destruyendo todas las conquistas históricas de la clase obrera”, afirmó.

Y añadió que “los campesinos en general empiezan a trabajar muy temprano. Muchas personas campesinas en Brasil no cumplen los 55 años, entonces la reforma significa una sentencia de muerte para millones de trabajadores”.

Detalló que entre los puntos sin alteración de la propuesta original están las reglas de transición y las edades mínimas de jubilación en el futuro. Para los funcionarios públicos no habrá cambios en relación al informe presentado por la comisión especial. Entre las medidas más criticadas de la propuesta inicial está el término de peculiaridad en las pensiones rurales, que actualmente garantiza a los trabajadores rurales la jubilación con menor tiempo de contribución.

En ese sentido, Gilmar Mauro destacó que tras el cambio, millones de trabajadores no van a conseguir jubilarse.

El paro fue anunciado tras una cita en que participaron representantes de la Centra Única de los Trabajadores (CUT, mayor unión de sindicatos de Brasil y alineada a partidos de izquierda), Fuerza Sindical (segunda mayor y alineada con formaciones centristas), la Unión General de los Trabajadores (UGT), la Central de los Trabajadores de Brasil (CTB) y otros cinco sindicatos menores.

Las centrales sindicales pretenden realizar una amplia movilización para la huelga del día 5, con asambleas, protestas y debates.

Con ésta, será la tercera huelga general que se celebra en Brasil en lo que va de año.