Euskal Herria también contra el 155. Miles de personas han dicho NO a la escalada represiva y totalitaria del Estado

Euskal Herria también contra el 155. Miles de personas han dicho NO a la escalada represiva y totalitaria del Estado

Ha sido esta tarde en Bilbao. Desafiando al mal tiempo, unas 44.000 personas se han solidarizado con el pueblo de Catalunya y han denunciado la represión ejercida por Estado contra los independentistas de dicha nación.

Delante del río de gente que ha marchado entre La Casilla y el Ayuntamiento, una pancarta con el lema elegido por los convocantes: “Contra el 155. Democracia y derecho a decidir”.

La movilización había sido convocada por la coalición EH Bildu, los sindicatos ELA, LAB, ESK, Steilas, entre otros, y la plataforma Gure Esku Dago. Secundada por Podemos, Ezker Anitza-IU o Libertate Nafarra, la ausencia del PNV ha sido notable, aunque no haya sorprendido, en absoluto.

Concluido el recorrido, ha sido la presentadora y cantante Zuriñe Hidalgo quien ha dado lectura al comunicado en euskera, y el profesor de Derecho en la UPV Ramón Zallo lo ha hecho en castellano.

A través del citado texto, los manifestantes han apostado, siempre en clave pacífica y democrática, por “hacer un frente a la deriva autoritaria” del Estado español, señalando de forma directa al trío formado por el partido gobernante, PP, PSOE y Ciudadanos.

En clara alusión al PNV, que gobierna en la CAV con el PSE y apoyó con sus votos al PP en Madrid a sacar adelante sus presupuestos, los lectores del comunicado han expresado que “resulta inaceptable mantener, también en Euskal Herria, cualquier normalidad institucional y acuerdos políticos de primer orden con cualquiera de esas tres fuerzas políticas. Esas medidas excepcionales del artículo 155 suponen un ataque directo a la democracia y el derecho a decidir que no puede quedar sin una respuesta proporcional en el ámbito de la política vasca”.

Por supuesto, se ha exigido también la libertad inmediata de todos los detenidos. Y, finalmente, se ha apostado por “impedir la degradación de la democracia y defender todos los derechos civiles y políticos”. Porque “defendemos que somos sujeto político propio y legitimado, cuyo único límite debe ser el ejercicio democrático de la ciudadanía vasca. Democracia es derecho a decidir, en Catalunya y también en Euskal Herria”.