El número de suicidios crece un 20% desde el inicio de la crisis económica

El número de suicidios crece un 20% desde el inicio de la crisis económica

Un total de 3.910 personas falleció por este motivo durante 2014. Es la cifra más alta alcanzada en los últimos 25 años

Cada día 10 personas se quitan la vida en España, pero la tasa es baja en comparación con otros países de la UE

Cada día 10 personas se quitan la vida en España. Es la primera causa de muerte no natural en nuestro país, por delante de los accidentes de tráfico. Un total de3.910 personas (2.938 hombres y 972 mujeres) falleció por este motivo durante 2014. Es un 20% más que lo que se registró en 2007, antes de la crisis económica, y la cifra más alta alcanzada en los últimos 25 años, que es cuando se tienen registros (en la década de los 80 se contabilizaban poco más de 1.500 suicidios al año).

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado este miércoles sus datossobre Defunciones según la causa de muerte. La gráfica de los suicidios ha experimentado una trayectoria curiosa durante la crisis económica: subió desde 2007 a 2009 y descendió bastante desde ese año a 2010. A partir de entonces comenzó a aumentar, paso a paso. Entre 2011 y 2012 el incremento llegó al 11%. Y, entre 2012 y 2013, fue del 9%.

2014 es el cuarto año en que se registra una subida. No es muy elevado: hay un 1%más de muertes que durante el año anterior, 40 personas más.

Eso sí, el INE advierte que una parte de la subida de los últimos años obedece a que la estadística nacional incorporó a partir de 2013 datos del Instituto Anatómico Forense de Madrid, que antes no se contabilizaban. Fuentes del INE calculan que hay alrededor de unos 200 suicidas más en la Comunidad de Madrid que antes no estaban registrados en las cifras nacionales y que han hecho engordar la estadística.

En cualquier caso, entre 2007 y 2014 el número de suicidios ha crecido en 647personas.

Incremento en los ‘babyboomers’

¿Por qué se ha producido el aumento? ¿Ha tenido que ver la crisis en el incremento de los suicidios? Manuel Herrera, profesor de Sociología de la Universidad de Granada, opina que “probablemente el contexto de crisis puede haber influido, en cuanto que buena parte de las ilusiones de un grupo muy importante de la población se han visto afectadas y recortadas”.

Se da la circunstancia de que, si analizamos los datos por franjas de edad, uno de los mayores incrementos que se han producido entre 2007 y 2014 corresponde a los que tienen alrededor de 50 años. Los suicidas de esta generación han aumentado un 38% durante estos años.

“Esto afecta a grupos de edad a los que más de lleno les ha dado la crisis”, opina Herrera. “Cuando te pilla a los 50 años no reaccionas igual que a los 20 y puedes pensar que no tienes muchas posibilidades”.

Julio Pérez Díaz, demógrafo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), no lo tiene tan claro. Cree que una parte del aumento puede explicarse por un cambio en la pirámide de población, en la que hay edades cada vez más avanzadas, “que son las que más se suicidan”, una idea que es compartida porAlbert Esteve, director del Centro de Estudios Demográficos de la Universidad Autónoma de Barcelona.

También hay que tener en cuenta, añade Julio Pérez Díaz, el peso que tiene la generación de los babyboomers, que son los que ahora tienen en torno a 50 años, explica.

“Es complicado medir los resultados de una crisis en términos de salud. Hay veces en que las crisis económicas resultan en mejoras, porque los hábitos cambian o, ante las dificultades, las personas se crecen. De hecho, los países con elevados índices de bienestar tienen tasas de suicidio más altas. Así que es peligroso atribuir al paro los suicidios“, advierte, aunque valora que “desde el punto de vista estadístico el incremento de un 20% es muy significativo“.

Y recuerda que “hay una tentación desde el principio de la crisis de relacionarla con los suicidios” . “La correlación no implica causalidad”, recalca.

Una época “de desconcierto”, a lo Durkheim

El psiquiatra Luis de Rivera, director del Instituto de Psicoterapia de Investigación Psicosomática de Madrid, afirma, por el contrario, que la crisis sí que ha influido en los suicidios. “El propio Durkheim ya decía que en las épocas históricas en las que habita el desconcierto y la crisis, aumenta el suicidio. En España estamos ahora mismo en una situación muy parecida a la que describe Durkheim: no es sólo el factor económico, sino también la ruptura de creencias y convicciones básicas. Se ha roto, por ejemplo, la certeza de que, si teníamos una carrera universitaria, íbamos a vivir muy bien”, reflexiona.

“Hay un problema de desorganización social y y cultural y las cosas han dejado de ser como creíamos que eran. El ser humano necesita estar seguro de lo que hace, tener creencias claras… En España hemos tendido a equiparar la seguridad psicológica con la seguridad económica y, en aras a eso, hemos sacrificado muchas cosas, como las relaciones familiares o el bienestar personal. Ahora nos encontramos con que esos sacrificios han sido inútiles“, añade.

Esta tesis es sustentada por un estudio realizado por la Generalitat de Cataluña en 2014 que dice que las hospitalizaciones por intento de suicidio han crecido en esta comunidad autónoma debido a la crisis, al igual que han aumentado los problemas de salud mental, sobre todo en las personas sin empleo, y se ha disparado el consumo de tabaco en los hombres, especialmente entre aquellos que hace más de un año que están en paro.

Comparación con otros países

Los datos del INE (que no entran en el detalle de las razones que llevaron a este tipo de muertes) dicen que se registran 8,4 suicidios por 100.000 personas. Es una tasa baja en relación a las de otros países de Europa.

Según los últimos datos de Eurostat, correspondientes a 2013, la media de la UE estaba en una tasa de 11,6 por 100.000 habitantes.

Están mejor que nosotros países como Grecia (4,7), Malta (5), Chipre (5,1), Italia(6,6), Reino Unido (7,3), Liechtenstein (7,4).

Las tasas más altas se registran, por el contrario, en Lituania (36), Hungría (21,2),Letonia (19) y Bélgica (17,2).

¿Por qué se suicidan más en los países del Este? ¿Tiene el suicidio un componente cultural? “Intervienen rasgos culturales y religiosos. Hay sociedades donde el suicidio es más aceptable, como en Japón, y otras en las que menos. En los países del sur, que son católicos, está muy mal visto”, responde Julio Pérez Díaz.

El suicidio es la primera causa de muerte externa entre los hombres (con una tasa de 12,9 fallecidos por cada 100.000 habitantes) seguida de los accidentes de tráfico y las caídas accidentales (con 6,3 ambas). Por su parte, las caídas accidentales fueron la primera causa externa en las mujeres (con una tasa de 5,6 por cada 100.000 habitantes), siendo el ahogamiento, sumersión y sofocación la segunda causa externa.

Los medios más empleados para suicidarse son el ahorcamiento y el salto al vacíoy el mes donde más suicidios se producen es en junio.

 

Noticia relacionada

http://fronterad.com/?q=tabu-suicidio-medios-comunicacion-tienen-como-norma-no-dar-noticia