Capitalismo: Del dinero dado al rescate de la banca, más de 40.000 millones se dan por perdidos

Capitalismo: Del dinero dado al rescate de la banca, más de 40.000 millones se dan por perdidos

El gobierno dijo en su día que no era un rescate, sino un préstamo y que por tanto el dinero volvería a las arcas públicas. Lo cierto que al poco tiempo se confirma que en esto también mentían. Julio Pérez en el Faro de Vigo explica con claridad lo que ocurre:

El rescate a la banca que, como repitieron hasta la saciedad el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el ministro de Economía, Luis de Guindos, no iba a costar “ni un solo euro” al contribuyente, dejará un roto de más de 40.000 millones de euros. Las ayudas de capital concedidas a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ascienden a 54.353 millones. Y el erario público recuperó hasta ahora solo 3.873 millones de euros, según la actualización de los datos publicada ayer por el Banco de España, que por primera vez ofrece una estimación oficial de cuánto más se podría conseguir. ¿Cuánto? 10.402 millones de euros, básicamente de lo que el organismo saque de la privatización de Bankia. El resto, unos siete de cada diez euros inyectados, se dan por perdidos.

Al sector le queda también un agujero de dimensiones considerables. El Fondo de Garantía de Depósitos (FGDEP), financiado por las propias entidades, puso de su bolsillo 9.745 millones de euros y logró únicamente el reembolso de 673 millones, el 7%.

Por si fuera poco, el Banco de España recuerda que en los Esquemas de Protección de Activos (EPA) con los que el FROB cubrió posibles pérdidas de las entidades subastadas a los bancos compradores y el resto de garantías otorgadas en los procesos de privatización se fueron 12.909 millones de euros, por lo que la factura total del respaldo del Estado al sector financiero en su reestructuración alcanza, neto ya de las cantidades devueltas y lo potencialmente reingresable, los 62.700 millones de euros, repartidos entre 41.150 millones del FROB y 21.604 millones del FGDEC.

“Lógicamente, este concepto de coste no incorpora las pérdidas que han soportado los antiguos accionistas, ni las de los tenedores de preferentes y deuda subordinada, como resultado de los ejercicios de gestión de híbridos realizados”, subraya el Banco de España, en referencia al polémico reparto de cargas al que obligó Bruselas a cambio del macropréstamo aprobado a España para el rescate de la banca.

La fatídica fusión de las dos cajas gallegas carga con aproximadamente el 15% del agujero ( 8.400 millones) del rescate. Las ayudas aportadas a Novacaixagalicia suman 9.052 millones de euros, a lo que hay que añadir los 379 millones gastados en garantías -por cláusulas suelo y el litigio con las aseguradoras, sobre todo- autorizados en la puja que ganó Banesco. Al cierre del pasado año, el dinero recuperado de la operación ascendía a 783 millones de euros -incluidos los 71 de la venta a empresarios gallegos antes de la intervención-, aunque a principios de este año Abanca completó el pago total de 1.003 millones.