Libertad y dignidad para los presos y presas palestinos. Concentración jueves 18 de mayo en Zaragoza

Concentración jueves 18 de mayo: Libertad y dignidad

CONCENTRACIÓN
jueves 18 de mayo, a las 20.00h, en Paraninfo.
“En solidaridad con los presos y presas palestinos”
Foro Palestina Libre de Zaragoza

 

LIBERTAD Y DIGNIDAD.

En solidaridad con la huelga de hambre de las presas y presos palestinos y contra las políticas criminales de la ocupación israelí En mayo de 1948, hace 69 años, la Nakba asesinó a centenares de familias, expulsó a 800.000 personas de sus hogares e impuso el estado sionista de Israel en un territorio llamado Palestina. El sionismo repite la historia de todo invasor: su tierra prometida estaba vacía, en ella no vivía nadie y toda esa sangre no corrió jamás.

Desde el pasado 17 de abril de 2017, Día Nacional del Preso Político Palestino, unos 1.800 presos y presas se encuentran en huelga de hambre en las cárceles israelíes en protesta por la ilegalidad y la inhumanidad de su encarcelamiento, las detenciones administrativas, las humillaciones, las torturas, el abandono y la violación sistemática de sus derechos fundamentales. Como respuesta, el estado sionista de Israel ha agravado la represión y el aislamiento, prohibido las comunicaciones y dispersado a los presos.

Autoridades locales e internacionales de toda calaña evitan el tema. Aunque la situación es terrorífica e infrahumana, la unidad de la causa palestina dentro de la cárcel es mucho mayor que en ninguna otra parte. Quizá sea porque el encierro y la tortura hacen a todos iguales y facilitan la unión en una lucha justa y legítima.

Todo es muy distinto cuando las jerarquías, los privilegios y el poder entran en juego. Eso lo sabe muy bien el sionismo, como cualquier invasor colonial: su estrategia de extorsión, chantaje y soborno funciona de maravilla. Su socio, el presidente de los Estados Unidos, lo acaba de comprobar reuniéndose con la presunta máxima Autoridad Palestina en la enésima farsa de esta historia. Sus socios de la Unión Europea callan, como siempre, metidos hasta el cuello como cómplices del genocidio.

Estamos hablando de SIETE décadas de crímenes de todo orden. ¿Queréis hablar de refugiados? Aquí tenéis 7 millones. ¿Queréis hablar de genocidios? Aquí tenéis 69 años. No hay un estado en el planeta que haya violado más veces el derecho internacional con más apoyo de la llamada “comunidad internacional”. El drama sigue a base de asesinatos, demoliciones, incendios y ampliación de las colonias. El pasado 11 de mayo, otro manifestante fue acribillado por soldados israelíes en la ciudad de Ramallah. Pocos días antes, una niña de 5 años y un varón de 59 morían en Gaza porque las autoridades israelíes negaron su permiso de salida y no pudieron recibir tratamiento médico. El lunes 15, Mohamed Mayid Bakr, pescador palestino de 23 años, fue asesinado por Israel en aguas de Gaza cuando pescaba junto a su hermano. Casos como estos se repiten con total impunidad, todos los días, en todas partes de ese territorio.

Marwan Barghouti ha llamado “Batalla por la Libertad y la Dignidad” a la huelga de hambre de los prisioneros palestinos. ¿Cuáles son las armas de cada bando en esa batalla? ¿Por qué siguen hablando de “conflicto” para referirse a una ocupación genocida? ¿Por qué hablan de terrorismo para referirse a la resistencia de un pueblo invadido? ¿Por qué hablan de democracia para referirse al secuestro y la tortura de miles de presos, muchos sin condena, entre ellos más de 300 niños? ¿Por qué siguen mareando la perdiz de la presunta y absurda solución de los “dos estados”, haciendo la rosca a los asesinos y riéndose de las víctimas?

Como nuestros hermanos y hermanas allí, nosotros y nosotras aquí repetimos que no vamos a callar, que no nos rendiremos y que nuestra voluntad no se quebrantará. La huelga de hambre es un medio legítimo, como cualquier otro, contra la violación sistemática del Derecho Internacional. Ese propio Derecho reconoce la legítima resistencia de todo pueblo ocupado y ampara al Pueblo Palestino, pero quienes firmaron esas normas son los mismos que colaboran en su exterminio.

Solo el fin de esta ocupación brutal permitirá una paz justa e integral, pero Israel ha detenido a más 800.000 mil palestinos en 50 años. Eso equivale al 40% de los varones del territorio palestino ocupado. 5.600 siguen en las celdas de la ocupación. La ley israelí permite el colonialismo, el castigo colectivo y el racismo para robar la tierra, expulsar al pueblo palestino y arrancar sus raíces.

Pero no hay tribunal, ejército, mentira, traición o dinero que pueda robar la dignidad a la lucha de un pueblo. La huelga continúa porque Israel no deja otra opción. El Pueblo Palestino siempre ha tenido que sacrificarse por los derechos que le han sido negados, y lo mismo han tenido que hacer sus presos. LIBERTAD Y DIGNIDAD es el nombre de esta huelga porque no hay paz posible entre opresor y oprimido, solo sumisión y esclavitud. No hay paz cuando hay injusticia. No hay paz entre prisionero y carcelero. La libertad es el único camino para la paz. Las presas y presos palestinos no están solos, millones de personas en todo el mundo estamos con ellos.

Por eso exigimos a los representantes del Estado español en todos sus niveles, y muy especialmente al Ayuntamiento de Zaragoza y la Diputación General de Aragón:

  • instar al gobierno israelí a cumplir, de una vez por todas, con el derecho internacional humanitario y parar la gravísima violación perpetrada contra los presos políticos palestinos y el IV Protocolo de la Convención de Ginebra.
  •  desmarcarse del silencio y la complicidad con que la comunidad internacional viene tolerando y apoyando la ocupación y las acciones criminales del estado de Israel, así como emprender las acciones oportunas para condenar una violación sistemática de derechos que cumple siete décadas de antigüedad.
  •  tomar, de una vez por todas, las medidas contempladas en esas mismas normas y actuar en consecuencia cancelando cualquier tipo de cooperación diplomática, comercial, cultural o deportiva con el estado de Israel.
  •  escuchar, por una vez, la denuncia de la sociedad civil y cumplir, por dignidad y legalidad, con los deberes y las obligaciones encomendadas en la legislación internacional, los tratados firmados por la Unión Europea y su reconocimiento en la Constitución Española.
  •  reconocer la vergüenza que supone el hecho de que esas acciones hayan de ser emprendidas en respuesta al reclamo de la sociedad civil y no de forma inmediata y automática.
  •  pedir disculpas al Pueblo Palestino por los años de silencio, connivencia y complicidad con los crímenes de quien ocupa su territorio, destruye sus viviendas y cultivos, mata y encarcela a sus familias y acusa de terrorista a todo aquel que, contra toda forma de racismo, apele al derecho internacional para que este no se convierta (si no lo es ya) en letra muerta.

Insistimos: “contra toda forma de racismo”, y el sionismo es una de ellas.

El crimen es la ocupación

Justicia y libertad para las presas y presos políticos palestinos

VIVA PALESTINA LIBRE FPLZ – 18 mayo 2017

 

Foro Palestina Libre de Zaragoza
foropalestina@gmail.com
www.foropalestina.org